miércoles, 27 de julio de 2016

Fallece la soprano Marni Nixon, la voz de las grandes actrices de Hollywood

Foto: Marni Nixon (Facebook, Harvey Birnbaum)
La soprano californiana Marni Nixon que, paralelamente a su carrera en los escenarios como intérprete de ópera y musical, y a su labor como docente, prestó su voz en el cine a actrices como Natalie Wood, Audrey Hepburn o Deborah Kerr, entre otras, falleció este domingo 24 de julio a los 86 años a causa de un cáncer de pecho, según informó New York Times, aunque otras fuentes hablan de cáncer de pulmón. Su trabajo en la sombra en películas como My Fair Lady, West Side Story o El rey y yo, hizo que fuese conocida como 'La voz fantasma' y 'La voz de Hollywood'. Su último papel en el cine fue en 1998 poniendo voz a la abuela Fa en la película Mulán de Disney. Sobre el escenario, realizó una última gira en 2008 interpretando a la señora Higgins en My fair lady.

Margaret Nixon McEathron (Altadena, California, 22 de febrero de 1930-24 de julio de 2016), que poseía oído absoluto, comenzó a estudiar violín a los cuatro años. A los 11 ganó un concurso de canto en la Feria de Condado de Los Angeles, a raiz de lo cual comenzó a estudiar con la soprano austriaca instalada en Estados Unidos, Vera Schwarz. Con 14 años entró a formar parte del coro Los Angeles Concert Youth Chorus, entre cuyos miembros se encontraban Marilyn Horne (que tenía 13 años) y Paul Salamunovich (que tenía entonces 19 años). A los 17 años debutó con la Filarmónica de Los Ángeles bajo la dirección de Leopold Stokowski. Su carrera incluyó óperas y conciertos, películas y comedias musicales, apariciones en la televisión estadounidense y doblaje de canciones de actrices famosas. Su voz apareció por primera vez en la película Juana de Arco, cuando contaba 18 años, interpretando a los ángeles que oía Ingrid Bergman.

Como soprano clásica actuó en numerosos teatros como Los Angeles Opera, Seattle Opera o el San Francisco Opera, interpretando un repertorio que incluía papeles como Zerbinetta en Ariadne auf Naxos, Susanna en Le Nozze di Figaro, Blonde y Konstanze en Die Entfürung aus dem Serail, Violetta en La Traviata, el papel protagonista de La Périchole y Philine en Mignon. Como especialista en música contemporánea, ofreció conciertos con la Orquesta Filarmónica de Nueva York bajo la batuta de Leonard Bernstein, la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles, la Orquesta Sinfónica de Cleveland, la Orquesta Sinfónica de Toronto, la Orquesta Sinfónica de Londres y la Orquesta Filarmónica de Israel, entre otras.



En el cine interpretó canciones como 'Getting to Know You' de El rey y yo; 'I Feel Pretty' de West Side Story, película en la que, no sólo dobló a Natalie Wood como María, si no también a Rita Moreno en algunas de las canciones de Anita, llegando a cantar en 'Tonight', las partes de ambos personajes; 'I Could Have Danced All Night' de My Fair Lady,e incluso las notas agudas a las que Marilyn Monroe no llegaba de 'Diamonds are a Girl’s Best Friend' en Los caballeros las prefieren rubias. Su primera intervención en este campo fue doblando a la actriz infantil Margaret O'Brien en una canción de cuna en El jardín secreto, de Fred M. Wilcox.

En este trabajo, la soprano no figuraba en los créditos (excepto en la película Dementia en la que aparecía como 'Featured Voice'), ni cobraba derechos de las películas ni de las ediciones en disco de las bandas sonoras (por El rey y yo recibió 420 dólares) y se veía obligada a firmar contratos abusivos en los que se comprometía a mantener su participación en secreto, bajo amenaza de no volver a trabajar en la industria del cine. Su participación en esos títulos no empezó a registrarse hasta la publicación, décadas después, de todas esas películas en vídeo.

Se la vio por primera vez en pantalla interpretando a la hermana Sofía en Sonrisas y lágrimas. Impartió clases en el California Institute of Arts entre 1969 y 1971 e ingresó en el claustro de profesores de la Music Academy of the West de Santa Bárbara en 1980, en donde permaneció como docente durante muchos años. En 2006 publicó sus memorias, 'I Could Have Sung All Night' (Podría haber cantado todas las noches), como la canción de Audrey Hepburn. El 27 de octubre de 2008 recibió el premio Singer Symposium's Distinguished Artist Award en Nueva York. Casada tres veces, tuvo tres hijos con su primer marido, el compositor de bandas sonoras Ernest Gold: Martha Carr, Melani Gold Friedman y el cantante y compositor Andrew Gold, fallecido en 2011 a los 59 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario