sábado, 15 de julio de 2017

El compositor, profesor y director José María Goicoechea fallece a los 93 años

José María Goicoechea (Orquesta Sinfónica de Navarra)
El compositor, organista, profesor y director de coral José María Goicoechea, más conocido como el padre Goicoechea, ha fallecido este jueves 13 de julio a los 93 años en la residencia de los Redentoristas (su congregación) en Santander en la que vivía desde hace unos años. El entierro está previsto para este sábado 15, a las 11.15 horas, en la capital cántabra. Entre los alumnos que tuvo a lo largo de su carrera se encuentran compositores como Ángel Barja, cantantes como Raquel y Simón Andueza, Cristina Sevillano y José Luis Sola, y directores como Peio Ruiz, David Guindano o Carlos Gorricho.

José Maria Goicoechea nace en 1924 en Bera de Bidasoa. Su infancia transcurre entre Bera, Elizondo y Estella, destinos profesionales de su padre que llegará a ser apoderado del Banco de Bilbao en la oficina de Estella. Tanto él como su hermana Elida, que llegó a ser concertista de piano, mostraron desde muy pronto su interés por la música. En 1929 comienza sus estudios de piano con el organista Mocovika y posteriormente los continúa con el organista Alfonso Ugarte. A los 12 años presenta su primera composición sobre un soneto de Calderón de la Barca a una convocatoria de composición nacional. En 1941 ingresa en el Seminario menor de Nava del Rey y a continuación en la Congregación de Misioneros Redentoristas.

Trasladado al Seminario Mayor de Astorga es nombrado organista y más tarde director del coro. En este período estudia armonía con Lambert y técnica de la voz con el tenor Cristóbal Altube. En 1949 es ordenado sacerdote. Destinado a Roma, cursa estudios de música en el Pontificio Instituto de Música Sacra, donde se licencia en Canto Gregoriano y completa sus estudios de piano, armonía, musicología y paleografía gregoriana. De 1951 a 1953 trabaja como profesor de Música e Historia en Astorga y posteriormente vuelve a Roma a completar sus estudios.

De 1954 a 1960 es profesor de Música e Historia y director del coro en el Seminario Mayor en Valladolid, durante este período perfecciona su técnica pianística con Josep Caminals en Barcelona. Tras una breve estancia en Santander es destinado a Pamplona por cuestiones de salud. Amplía sus estudios de contrapunto y fuga con Fernando Remacha. En 1975 se traslada gracias a una beca de  la Institución Príncipe de Viana a Darsmtadt para ampliar sus estudios de composición con Karl Heinz Stockhausen en la Internationalen Ferienkurse für Neue Musik Darmstadt. Finaliza sus estudios de órgano con Luis Taberna en el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona y obtiene el título de Profesor Superior de Órgano bajo el magisterio de Esteban Elizondo en el Conservatorio Superior de Música de San Sebastián.

Estudia técnica de impostación de voz con el profesor Helmut Lipsm. En 1962 funda la Escolanía San Ignacio en Pamplona que en 1975 tomará el nombre de Niños Cantores de Navarra.  Durante muchos años es el único preparador de niños del mundo para el papel de Trujamán en el 'Retablo de Maese Pedro de Manuél de Falla'. En 1976 perfecciona sus estudios de composición con Franco Donatoni en la Academia Chigiana de Siena. En 1981, 1982 y 1983 gana el premio internacional de composición del Certamen Coral de Tolosa y en 1983 la Escolanía Niños Cantores de Navarra obtiene el primer premio nacional de coros infantiles y juveniles Unicef en Madrid. En 1989 funda la Coral Liguori formada por antiguos cantores infantiles.

Entre los muchos homenajes recibidos en los últimos años se encuentra el estreno de un documental sobre su vida y su obra musical bajo el título 'Ora et Labora'. En 2009, la ACCP le otorgó el Premio Luis Morondo y en 2011, la Federación de Coros de Navarra su Medalla de Oro, la Coral de Cámara de Navarra le convirtió en su primer Socio de Honor y la Fundación Ars Incognita impulsó un ciclo de conciertos y charlas acerca de su trayectoria, organizó una conferencia sobre su trayectoria en el Conservatorio Superior de Madrid y está inmersa en la grabación de un disco con sus obras. La Fundación Baluarte le rendirá homenaje en la nueva temporada con la interpretación de dos obras fundamentales de su repertorio sinfónico (una de ellas, la Missa brevis, en honor de San Francisco Javier) y con dos conciertos monográficos en Baluarte Cámara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario