jueves, 6 de abril de 2017

El compositor y pedagogo zaragozano José Peris Lacasa fallece en Madrid a los 92 años

José Peris Lacasa (Facebook/José Peris Lacasa)
El compositor, pedagogo y organista zaragozano José Peris Lacasa (1924) ha fallecido este miércoles 5 de abril en Madrid, a los 92 años de edad, según ha confirmado a la prensa el Ayuntamiento de Maella (Zaragoza) de donde era originario. Alumno de Carl Orff, una gran parte de su trabajo se enfocó a introducir su obra pedagógica en España. La capilla ardiente se ha instalado en la sala 10 del Tanatorio de San Isidro. Sus cenizas serán enterradas en los próximos días en localidad natal.

José Peris Lacasa comenzó sus estudios de música en Maella, continuándolos más tarde en el Conservatorio de Zaragoza y posteriormente en el Superior de Música de Madrid en el que obtuvo el Premio Extraordinario de Composición y el Nacional de Fin de Carrera. Gracias a una beca se fue a París a estudiar con Nadia Boulanger. En 1952 se trasladó a Munich donde permanecería varios años formándose con Carl Orff. En 1960 regresó a España y dos años después consiguió las cátedras de Armonía y Contrapunto y Fuga en el Conservatorio Superior de Música de Alicante. Desde 1965 hasta 1973 dirigió los Cursos de Formación del Profesorado de EGB y BUP de música y movimiento elemental.

En 1973 comenzó a organizar las actividades musicales de la Universidad Autónoma de Madrid convirtiéndose en 1980 en catedrático numerario de Música de la Facultad de Filosofía y Letras. En esta universidad instituyó el primer doctorado en Historia y Ciencias de la Música, reconocido por el Ministerio de Educación, dirigiendo la primera tesis doctoral en la materia al guitarrista madrileño Alfredo Vicent. Desde 1982 hasta 2013 fue asesor de Música del Patrimonio Nacional. Fue organista de Honor de la Capilla del Palacio Real de Madrid.



Entre sus obras más destacadas están ‘Variaciones para gran orquesta sobre una pavana de Luys de Milán’ (1962); ‘Canciones para Dulcinea’ (1973), para voz y conjunto instrumental; 'Elegía para Gisela' (1977) para guitarra sola; el 'Te Deum' (1984) para coro, solistas y orquesta; la 'Misa de la Santa Faz' (1989) para coro, solistas, orquesta y órgano y 'Las siete últimas palabras de Cristo en la cruz' para cuarteto de cuerda y voz, adaptación de la obra original de Joseph Haydn.

Entre los reconocimientos que recibió a lo largo de su carrera destacan la Medalla al Mérito Cultural de Aragón en 1996; la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, que recibió en 2013 por parte del Ministerio o el premio Heraldo a los Valores Humanos en el año 2006. Era miembro de la Real Academia Filarmónica de Bolonia, de la Orden de Alfonso X el Sabio, y de la Orden de Carlos III. El conservatorio de música de Alcañiz lleva su nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario