jueves, 2 de marzo de 2017

Plácido Domingo vuelve al Liceu con dos funciones de 'Thaïs' en versión concierto

'Thaïs' (Bofill, Liceu)
El tenor madrileño Plácido Domingo ha vuelto al Liceu este miércoles 1 de marzo, un año después de su aclamado 'Simon Boccanegra', para interpretar una versión de concierto de 'Thaïs' de Jules Massenet que volverá a cantar el sábado 4. El cantante, que encarna al monje Athanaël, comparte protagonismo con el tenor tinerfeño Celso Albelo (Nicias) y con la soprano georgiana Nino Machaidze (Thaïs), con la que ya ha actuado en esta ópera en Los Ángeles y con la que tenía programado hacerlo también en Salzburgo, algo que impidió un problema con los enlaces aéreos de la artista.

El reparto se completa con el barítono ubetense (Jaén) Damian del Castillo (Palemon), el bajo barcelonés Marc Pujol (un sirviente), la soprano tivisense (Tarragona) Sara Blanch (Crobyle), la mezzosoprano ‎andoaindarra (Guipúzcoa) Marifé Nogales (Myrtale), la mezzosoprano ovetense María José Suárez (Albine) y la soprano argentina Mercedes Arcuri (la encantadora). La dirección musical está en manos de Patrick Fournilier, al mando de la Simfònica y del Coro del Liceu.

'Thaïs' fue compuesta sobre un libreto del francés Louis Gallet basado en la novela homónima de Anatole France, inspirada a su vez en la Thais histórica. Se estrenó en París, en 1894. En el Liceu se ha representado 34 veces, de las cuales, las primeras cuatro funciones se celebraron en la temporada 1904-1905 y las dos últimas, en versión concierto, en la temporada 2006-2007 con un reparto que incluía a Renée Fleming, Franck Ferrari, Josep Bros, Stefano Palatchi y Luis Cansino, entre otros. En la versión actual Domingo vuelve a interpretar un papel de barítono, aunque próximamente cantará nuevamente como tenor en la ópera 'Tamerlano' en la Scala de Milán.

La acción transcurre en Egipto donde el monje Athanaël quiere convertir a la cortesana Thaïs al cristianismo. Ella intenta seducirle, pero él se mantiene firme hasta que logra su conversión. Después de separarse de ella dejándola en un monasterio, se da cuenta de que la ama. En sus sueños Athanaël ve a Thaïs moribunda. Al despertar reniega de sus votos y va a buscarla, encontrándola a las puertas de la muerte. Athanaël le confiesa que todas sus enseñanzas son mentiras, "nada es tan verdadero como la vida y el amor de los hombres", pero ella ya no lo escucha y muere mientras Athanaël se sume en un profundo dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario