lunes, 27 de febrero de 2017

La Biblioteca Nacional homenajea a Barbieri con la exposición 'Música, fuego y diamantes'


La Biblioteca Nacional de España, en colaboración con Acción Cultural Española, rinde homenaje al compositor Francisco Asenjo Barbieri (Madrid, 3 de agosto de 1823 - 19 de febrero de 1894) con la exposición 'Barbieri. Música, fuego y diamantes' que permanecerá abierta hasta el 28 de mayo. La muestra toma como base el propio archivo bibliográfico y documental que Barbieri legó a la Biblioteca el 18 de febrero de 1894, un día antes de su fallecimiento.

La muestra reúne cartas del compositor a otros personajes de su época, originales de sus obras, primeras ediciones de 'El barberillo de Lavapiés' y 'Pan y toros', partituras, escenografías y figurines de las puestas en escena de sus zarzuelas, las nóminas de la Asociación de Óperas Coliseo de los Caños del Peral, su único retrato al óleo y pertenencias personales, como su bandurria, un arpa barroca y una batuta de su propiedad, artículos y libros, entre otras cosas. Las doscientas piezas que integran la exposición están dispuestas en cinco apartados: 'El hombre', 'La obra', 'El creador', 'El activista e ideólogo' y 'Su relación con la Biblioteca Nacional'.

Dentro de esa relación con la institución, Barbieri compuso en 1866  la marcha triunfal para la primera piedra del edificio en el que se albergaría y en 1894, ante sus amigos, Marcelino Menéndez Pelayo y el entonces director de la Biblioteca, Manuel Tamayo y Baus, donó a ésta su inmensa colección de libros y documentos. Según explica el musicólogo Emilio Casares, comisario de la exposición: "Poseía una colección inmensa de primeras ediciones de libros sobre música, teatro, vino, numerosa documentación teatral, ya que su abuelo fue director del Teatro de la Cruz; y en su excepcional legado a la BNE, que daría pie a décadas de investigación, hay cuatro mil cartas con los hombres más poderosos de su época, como Antonio Cánovas del Castillo, Práxedes Mateo Sagasta o Emilio Castelar, de quien fue amigo íntimo".

En la presentación de la muestra, Casares definió al compositor como “uno de los grandes músicos europeos, un provocador político que luchó por meter la música en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de la que fue su primer miembro músico; por los derechos de autor y por eliminar la influencia wagneriana, que consideraba perjudicial. Fue responsable de la introducción de la música sinfónica en España, uno de los impulsores del Teatro de la Zarzuela y un gran mecenas, que donó a la BNE un importante legado”.

Las partituras autógrafas de Barbieri se adquierieron por derecho de tanteo en subasta pública celebrada el 17 de junio de 1999, e ingresaron en el Servicio de Partituras de la Biblioteca Nacional en septiembre del mismo año, con lo que se incrementaba el archivo Barbieri en la BNE, que ya contaba con su biblioteca personal y con varios donativos que el autor había realizado a lo largo de su vida. La parte del archivo de Francisco A. Barbieri que se conserva en la Biblioteca Nacional de España está formada por la práctica totalidad de su producción musical autógrafa, su biblioteca personal y sus papeles de trabajo y correspondencia con amigos, editores, escritores, libretistas, musicólogos, bibliotecarios, libreros de viejo y con personajes ilustres del siglo XIX, todos ello catalogado en la base de datos de la biblioteca. El contenido de este Archivo se puede consultar en Documentos anexos o Enlaces Biblioteca de Francisco A. Barbieri; Partituras autógrafas en catálogo BNE y Papeles Barbieri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario