sábado, 3 de diciembre de 2016

El Conservatorio de Valencia suspende las clases por las inundaciones

El conservatorio (www.nuestrasbandasdemúsica.com)
El Conservatorio Superior de Música Joaquín Rodrigo de Valencia se ha visto obligado a cancelar esta semana las clases de las asignaturas que se imparten habitualmente en las 24 aulas del sótano del centro a causa de la inundación producida por las lluvias caídas en la ciudad desde el lunes 28 de noviembre. Los 18.000 litros de agua concentrados en el edificio han afectado además al almacén de pianos y al de instrumentos de percusión dañando a algunos instrumentos, a las taquillas del alumnado y al foso de la orquesta donde ha alcanzado los dos metros de altura. 700 de los algo más de 800 alumnos matriculados en el centro se han visto perjudicados por la situación.

La dirección del centro ha colgado el siguiente mensaje en la web del conservatorio: "A causa de los problemas sufridos por el agua de la lluvia de los últimos días, las clases que se imparten en el sótano quedan suspendidas hasta nueva orden. Cuando puedan reiniciarse, se avisará convenientemente a través de este mismo medio".

Los alumnos afectados se han concentrado este viernes 2 de noviembre en el Conservatorio con pancartas con lemas como 'Con el agua al cuello', '700 alumnos sin clase' o 'Por un centro en condiciones'. Una representación del alumnado ha sido recibida por responsables de la Consellería de Educación de la Comunidad Valenciana para recibir información sobre las actuaciones que se están realizando para extraer el agua. Las autoridades se han comprometido además a que las clases canceladas se retomen el próximo lunes 5 de diciembre si no se vuelven a producir precipitaciones muy intensas, o a reubicar a los alumnos en el IES Fuente de San Luis, cercano al conservatorio, donde recibirían clases en horario de tarde.

El conservatorio fue inaugurado en julio de 2010 por la reina Sofía y los que entonces ocupaban el cargo de presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps y de alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y costó casi 14.000.000 de euros. Desde su inauguración ha sufrido problemas de goteras e inundaciones en el sotano que se han intentado solucionar con distintas actuaciones: "una obra menor en noviembre de 2015, una reparación en septiembre de 2016 y otra prevista para el primer trimestre de 2017".

Se da la circunstancia de que el Palau de la Música que tuvo un coste de 478.000.000 necesitó una inversión de 16.000.000 dos años después de su apertura para solucionar las inundaciones que se producían cada vez que llovía y que lo mantuvieron cerrado y sin electricidad durante una semana. Otro tanto ocurrió con el edificio del Ágora, que presentó goteras incluso antes de ser terminado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario