miércoles, 23 de noviembre de 2016

El Patronato confirma la supresión de los Premios Campoamor


El Patronato de los Premios Teatro Campoamor, reunido el pasado lunes 21 de noviembre, ha aprobado la desconvocatoria de los galardones, ante la retirada de la financiación de los mismos por parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento oventense. La falta de apoyo económico municipal se suma a la denegación para esta edición de la subvención que los premios recibían del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y a la progresiva pérdida del patrocinio privado que se ha producido en los últimos años.

La decisión ha contado con los votos favorables del alcalde, Wenceslao López (PSOE), el concejal de Cultura Roberto Sánchez Ramos (IU) y la edil Isabel Bermejo (Somos); el voto en contra de la concejal María Ablanedo (PP); las abstenciones de la presidenta de la Fundación, Inés Argüelles, el presidente de Ópera Oviedo, Jaime Martínez y el presidente de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, Francisco González Álvarez-Buylla y la ausencia del presidente de la Sociedad Filarmónica, Jaime Álvarez-Buylla. La Fundación de los Premios entra ahora en fase de liquidación.

En la reunión, en la que se presentaron más de 2.000 firmas en contra de la medida recogidas mediante una campaña en la plataforma Change.org, lanzada por el estudiante universitario aficionado a la lírica, Javier Labrada, la concejala popular leyó un escrito (reproducido al final de este artículo) firmado por ella misma y por otros tres patronos en el que manifestaban su desacuerdo con la suspensión, que entienden precipitada e injustificada; y reprochaban la escasa e ineficaz labor de captación de mecenazgo y el descrédito que se ha hecho caer sobre los premios con el escándalo de su supresión y con las sospechas vertidas sobre la mala gestión económica.

Fuentes del equipo de Gobierno municipal han explicado a Diario Lírico que el Ayuntamiento de Oviedo se ha encontrado en el presente ejercicio con la obligación por sentencia judicial de hacer frente a un pago de 37 millones de euros por actuaciones del anterior equipo encabezado por el Partido Popular (Calatrava y Villa Magdalena). Ante esta situación, en las negociaciones presupuestarias, afirman, se impuso la necesidad de utilizar los fondos destinados a los premios para incrementar otras actividades que se desarrollan dentro de la Fundación Municipal de Cultura. Explican que el alcalde se dirigió a medio centenar de empresas para recabar apoyos que pudieran reemplazar la aportación económica del Ayuntamiento sin obtener resultados. Destacan también que la gestión de los galardones distaba de ser modélica: "nos está costando 90.000 euros cada hora de gala", llegó a afirmar el alcalde en la rueda de prensa de presentación de los presupuestos.  

Los Premios Líricos contaron en sus inicios con 30.000 euros del Ayuntamiento para poner en marcha el proyecto y una aportación privada que rondaba los 200.000 euros. Los empresarios fueron retirando sus donaciones que, en la actualidad, se limitaban a 33.000 euros provinientes de 14 entidades. El descenso de ingresos llevó al Patronato a acumular un déficit que en 2014 alcanzó los 106.000 euros, reduciéndose a 94.000 euros en 2015 y que obligó al Ayuntamiento a aumentar su aportación para compensarlo.

Escrito de los miembros del Patronato disconformes con la supresión de los Premios

"Sr. Presidente de la Fundación Premios Líricos Teatro Campoamor

Los patronos abajo firmantes queremos mediante este escrito, que solicitamos sea añadido al acta, dejar constancia de nuestro malestar ante la reunión de urgencia a la que se nos cita con el objeto de anular la convocatoria de los Premios Líricos 2016.

Esta decisión precipitada de la que hoy nos hacen partícipes significa un descrédito, no solo para la Fundación sino para la ciudad de Oviedo, ante todo el sector de la lírica en el ámbito nacional e internacional dado que hoy se pretende desconvocar un concurso aprobado en este patronato en junta de 22 de junio de 2016 y publicado en el BOE el día 14 de julio del año en curso, firmado por el concejal de Cultura, D. Roberto Sánchez Ramos. Convocatoria a la que hay presentadas 400 candidaturas, lo que significa un esfuerzo de preparación y documentación de las mismas por parte de los teatros españoles y de las temporadas de teatro lírico. Para valorar esas candidaturas en las que se han implicado tantos teatros recibiríamos esta misma semana a un prestigioso jurado que ha visto como se anulaba su actuación en esta edición de los Premios. El trabajo en el ámbito artístico, si desea llegar a la excelencia, ha de hacerse con plazos amplios y respaldo, por lo que consideramos que esta desconvocatoria de los galardones supone una falta de respeto tanto hacia tantos agentes externos a la ciudad por no hablar de la falta de respeto al impecable trabajo que se ha realizado hasta la fecha por los responsables técnicos de la Fundación implicados en el proceso productivo de unos galardones que están considerados como los 'Goya' de la lírica y que prestigian la actividad cultural de Oviedo.

La decisión de retirar la subvención municipal a esta Fundación es un tema exclusivamente de insensibilidad política del actual gobierno de la ciudad hacia el ámbito cultural y en concreto hacia la importancia de estos Premios y no queremos que se vea empañada la actividad de este Patronato o de los gestores y técnicos de esta Fundación, ni en el presente ni en el futuro, por declaraciones como las que se han vertido en estos días a los medios de comunicación intentando tergiversar y confundir sobre la realidad de las cuentas o sobre la verdad de los costes de la gala de entrega. Exigimos, por tanto, que conste en el acta de esta reunión cuantas aclaraciones sean necesarias al respecto y que requeriremos tras la entrega de este documento en esta reunión.

En la decisión política que subyace tras esta decisión se confunden deliberadamente dos aspectos: la propia Fundación y su actividad, los Premios Líricos. Si fuera cierto que se entiende y se aprecia la importancia que supone la entrega de estos Premios en la ciudad de Oviedo, los aspectos sobre la financiación de los mismos se hubieran tratado en este Patronato con el tiempo suficiente para encontrar soluciones alternativas antes de volar por los aires una actividad que después de diez ediciones ha consolidado su prestigio con el esfuerzo de todos los ovetenses. No se ha querido hacer reflexión y debate, y se han mezclado dos ámbitos de actuación para querer justificar lo injustificable. Nada impedía volver a plantearse los cimientos de esta Fundación; todo está en constante evolución y se requiere un análisis continuo para llegar a adoptar cambios si es preciso, sin embargo aquí no se hizo la menor de las reflexiones llegando al punto de enterarnos los patronos por la prensa del entierro de la fundación de la que formamos parte.

En la anterior reunión de este Patronato se habló de la intención de reducción los costes para el Ayuntamiento a la vez que se fuera consiguiendo mayor patrocinio privado. La labor de este patronato en la captación de mecenazgo ha sido a todas luces escasa e ineficaz. No puede argumentarse que el envío de unas cartas ha sido un gran intento para lograrlo y posteriormente culpar a los empresarios de falta de compromiso en este proyecto. La captación de mecenazgo requiere una dedicación fuerte y una cuidada estrategia y este proyecto cultural sin duda lo requería.
Por otro lado, de forma inseparable de la Fundación, está su actividad: la de los propios Premios, heridos ya de muerte con toda esta escandalera. El apoyo de todo el sector era una garantía de que las cosas funcionaban y se estaban haciendo bien. El Campoamor era protagonista y el punto de encuentro de la lírica con carácter anual, es innegable. El prestigio de los Premios es inmenso y basta ver los dossieres de prensa para darse cuenta del alcance y la repercusión en el sector.

Por todo lo expuesto los patronos que firmamos este escrito entendemos precipitada y carente de justificación la decisión que hoy pretenden someter a nuestra consideración, entendiendo que los Premios Líricos son un bien cultural de gran importancia para nuestra ciudad y son generadores de empleo y riqueza para la misma.

Adoptaremos la decisión sobre el tema del orden del día con la máxima responsabilidad para no poner en peligro a este patronato una vez que, suspendida la colaboración municipal, es inviable asumir con solo nuestro esfuerzo en tan corto periodo de tiempo la convocatoria de Premios Líricos 2016.

Rogamos al Presidente de este patronato que envíe las aclaraciones y disculpas oportunas tanto al jurado de Premios Líricos como a todos los agentes implicados en la preparación y presentación de las candidaturas que se han recibido.

Así mismo exigimos que recaiga sobre el Ayuntamiento cualquier responsabilidad que pueda derivarse de la desconvocatoria de estos Premios Líricos 2016, no siendo los patronos firmantes los que han provocado esta situación.

Oviedo 21 de noviembre de 2016" (firmado por María Ablanedo Reyes, Inés Argüelles, Jaime Martínez y Francisco González Álvarez Buylla)

No hay comentarios:

Publicar un comentario