viernes, 23 de junio de 2017

Les Arts cierra temporada con 'Tancredi' de Rossini protagonizado por Daniela Barcellona

'Tancredi' (fotos página de Les Arts)
El Palau de les Arts Reina Sofía cierra la temporada este viernes 23 de junio con 'Tancredi', la primera ópera seria de Rossini que se representará además los días 25, 27 y 29 de junio y el 1 de julio. La interpretación estará a cargo de la mezzosoprano italiana Daniela Barcellona en el papel que da título a la obra, la soprano inglesa Jessica Pratt como Amenaide, el tenor chino Yijie Shi interpretando a Argirio, el barítono italiano Pietro Spagnoli en el rol de Orbazzano, la mezzosoprano italiana Martina Belli encarnando a Isaura y la soprano portuguesa Rita Marqués, alumna del Centre Plácido Domingo como Roggiero.

Estarán acompañados por el Cor de la Generalitat Valenciana al que dirige Francesc Perales y por la Orquestra de la Comunitat Valenciana. La dirección de escena está en manos de Emilio Sagi y la musical de Roberto Abbado. La escenografía es de Daniel Bianco, el vestuario de Pepa Ojanguren y la iluminación de Eduardo Bravo. El montaje es una coproducción de la Opéra de Lausanne y del Teatro Municipal de Santiago de Chile.


'Tancredi' es una ópera en dos actos con libreto en italiano de Gaetano Rossi basado en la obra 'Tancrède' (1759) de Voltaire. Se estrenó el 6 de febrero de 1813 en La Fenice de Venecia con un final feliz y un mes más tarde en Ferrara con un final distinto en el que Tancredi muere, algo que se aproxima más al drama de Voltaire. Este nuevo final contaba con textos del poeta Luigi Lechi, amante de la primera Tancredi, Adelaide Malanotte. Desde su composición ambos finales se han ido turnando siguiendo los gustos del público y en la actualidad predomina el final trágico. Rossini compuso esta ópera a los 20 años y hace la número diez de entre las cuarenta compuestas por él.



La página del teatro ofrece la siguiente sinopsis del argumento:

"Acto I

Siracusa (Sicilia), hacia el año 1000. La ciudad está acechada por la guerra entre el Imperio Bizantino y los sarracenos comandados por Solamir. También por los conflictos internos entre dos familias nobles rivales, cuyos respectivos líderes son Argirio y Orbazzano. Solamir, enamorado de Amenaide, la hija de Argirio, alberga la esperanza de casarse con ella para sellar una alianza entre sarracenos y siracusanos. Sin embargo, la joven está enamorada en secreto de Tancredi, un soldado de Siracusa que fue desterrado injustamente años atrás. En el palacio de Argirio tiene lugar un encuentro entre éste y su enemigo Orbazzano, quienes firman la paz para combatir juntos al enemigo exterior: Solamir. Argirio firma este pacto concediendo la mano de Amenaide a Orbazzano. Ella, que acaba de enviar una carta a Tancredi, se horroriza al conocer la noticia y pide a su padre que retrase la boda, a lo que éste se niega aduciendo deberes patrióticos.

Tancredi, que ha desembarcado secretamente en Siracusa, merodea por el palacio hasta que consigue ver a Amenaide. Ella le pide que huya inmediatamente de la ciudad sin darle explicaciones, pues sabe que se cierne sobre él la condena a muerte por supuesta traición. Poco después se inicia el rito nupcial entre Orbazzano y Amenaide en una plaza pública. Tancredi, entre los presentes, al ver que es Amenaide quien se casa, cree entender que ella no le ama y, a continuación, se ofrece a Argirio -sin revelar su identidad- para luchar en defensa de la ciudad. Aparece Orbazzano con una carta de Amenaide que han interceptado sus hombres al esclavo que la llevaba a territorio enemigo. En la misiva, la hija de Argirio pide al desconocido destinatario que vaya a Sicilia. Todos los presentes, Tancredi y Argirio incluidos, deducen que el escrito va dirigido a Solamir, por lo que Amenaide es acusada de traición y conducida a prisión.

Acto II

Argirio, destrozado moralmente, firma la sentencia de muerte de Amenaide tras un debate interior entre su deber patriótico y el amor por su hija. El valeroso Tancredi, pese a sentirse amorosamente traicionado, desafía a Orbazzano a duelo en defensa de la vida de Amenaide. Poco después, la multitud vitorea a Tancredi como vencedor. Él desea partir enseguida. Amenaide intenta detenerlo, aunque sin éxito, pues él la sigue considerando infiel. La joven descubre ante su padre la identidad de Tancredi para hacerle ver que él no es en absoluto un traidor. Finalmente, Tancredi parte junto a Argirio a luchar contra los sarracenos, a los que consiguen derrotar, aunque Tancredi resulta herido de gravedad. El héroe solicita ser conducido ante Amenaide. Todas las sospechas del guerrero se desvanecen cuando Argirio desvela que la carta iba destinada a Tancredi. Vencido por el dolor de las heridas, Tancredi muere en brazos de Amenaide".



No hay comentarios:

Publicar un comentario