domingo, 17 de abril de 2016

El MET sustituye a Levine como director artístico a causa de sus problemas de salud

Foto: James Levine (Facebook del director)
Los directivos del Metropolitan Opera House de Nueva York han decidido sustituir, a causa de sus problemas de salud, al director artístico del teatro, el estadounidense James Levine, tras 40 años en la institución. El director, que a sus 72 años ve agravado su estado por la enfermedad de Parkinson, ha presentado certificados médicos apoyando sus deseos de continuar en su puesto, pero las críticas a su último Simon Bocanegra han precipitado la retirada. El comunicado del coliseo informa de que la decisión es del propio Levine y agradece su contribución artística sin precedentes al teatro y al mundo de la ópera. El director general del Met, Peter Gelb, ha comunicado también que se abre el proceso de búsqueda de un sucesor y que James Levine será nombrado director emérito.



James Levine (Cincinnati, 23 de junio de 1943) director de orquesta y pianista, hijo de padre violinista y madre actriz, hizo su debut como solista con el Concierto para piano nº 2 de Mendelssohn en un concierto juvenil de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati. Se graduó en la Juilliard School y se unió al proyecto American Conductors de la Orquesta Sinfónica de Baltimore. Tras su paso como director asistente por varias orquestas, hizo su debut con la Ópera del Metropolitan en junio de 1971. Su éxito le garantizó más actuaciones y su nombramiento como director principal del teatro en 1973. En 1986 fue designado su director artístico (el primero en la historia del coliseo).

En el Met, Levine creó la mejor orquesta y el mejor coro de ópera del país, contrató a los mejores cantantes y renovó el repertorio introduciendo la puesta en escena de óperas contemporáneas. Desde su debut dirigió 2.551 representaciones con obras de 33 compositores diferentes. Desde hace algunos años, el director lucha con sus problemas de salud. En 2006 sufrió una caída en el escenario que le costó su primera operación de hombro, desde entonces ha sido operado en varias ocasiones. En 2011 sufrió una lesión de médula que le forzó a perder dos temporadas completas, las de 2011-2012 y 2012-2013. Volvió al escenario en silla de ruedas motorizada, lo que obligaba a los músicos a apoyarse en el concertino para sacar adelante las funciones. En los últimos tiempos, es el párkinson lo que ha complicado su trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario