jueves, 4 de febrero de 2016

Celso Albelo | tenor: “Cantar en el Met es la guinda a un hermoso pastel”

Foto: Marina (web del tenor)
El tenor canario Celso Albelo (1976) ha debutado en el Metropolitan Opera House (MET) de Nueva York interpretando al conde Roberto Leicester de María Stuarda de Donizetti. El cantante, que comparte escenario con las sopranos Elza van den Heever y Sondra Radvanovsky, participará en siete funciones entre el 29 de enero y el 20 de febrero. Albelo reconoce que el Met puede añadir a la responsabilidad que siempre existe cuando uno canta, la presión que supone la historia del mítico coliseo y su relevancia mediática, pero que ello no le está impidiendo disfrutar con las representaciones. Y aunque en los ensayos sean habituales las bromas sobre el ‘punto Callas’, en referencia al lugar del escenario donde uno puede sentir la fuerza de la soprano más famosa de todos los tiempos, María Callas, que actuó en tantas ocasiones en el MET, afirma no haberlo sentido todavía.



Nacido en Santa Cruz de Tenerife, Albelo, que “iba para historiador de arte” según ha declarado en más de una ocasión, se formó en el Conservatorio Superior de Música de su ciudad con Isabel García Soto y en la Escuela Superior de Canto Reina Sofía de Madrid con Tom Krause y Manuel Cid, perfeccionándose más tarde con Carlo Bergonzi en la Academia de Busseto. La intervención de Leo Nucci, que lo escuchó cantar en un concierto de fin de curso, le proporcionó agente y con él, los primeros contratos de una carrera que, desde entonces ha sido meteórica. Padre primerizo, viaja con su esposa e hijo temiendo el momento en el que el inicio de la escolarización del pequeño haga necesario cambiar su plan de vida.

Foto: María Estuarda (cortesía del Met)
Pregunta. ¿Qué ha supuesto para usted debutar en el Met?
Respuesta. Quiero pensar que es la guinda a un hermoso pastel. Había cantado en las principales casas de ópera de todo el mundo, y la única que me faltaba era el Met. Una maravillosa experiencia muy enriquecedora.

P. ¿Es mayor la responsabilidad al cantar en un teatro tan mítico?
R. La responsabilidad siempre está cuando uno canta. Cierto es que aquí te puede condicionar la historia de este lugar, quien ha cantado, lo que supone a nivel mediático, pero lo más importante para mí es que todo ello no me haga olvidar lo mucho que disfruto cantando. Responsabilidad mucha, pero más si cabe diversión.

Foto: Albelo (Joan Tomàs)
P. ¿Cómo lo ha recibido el público?
R. Ha sido muy caluroso con toda la producción durante toda la ópera. La representación fue muy cómoda en ese sentido.

P. ¿Es diferente la forma de trabajar con respecto a otros teatros?
R. La organización hasta el más mínimo detalle para hacer sentir bien a los artistas es maravillosa. El Met más que un teatro es una industria de producir espectáculos y cultura.

P. Leicester es un papel vocalmente exigente pero no es uno de los más lucidos para el tenor. ¿Hubiera preferido debutar con un papel menos ingrato?
R. Es una gran responsabilidad desempeñar este papel de grandes dificultades. Lo cierto es que si el Met ha confiado en mí para desarrollarlo no puedo estar más contento. Cantar aquí es un regalo, espero que haya más oportunidades.

P. ¿Ha sentido el punto Callas?
R. Jajajaja. He oído hablar de ello y hemos bromeado sobre el tema, pero no pasamos de eso.
Foto: Albelo en Catania (web del tenor)
P. ¿Qué le llevó a dedicarse al canto?
R. Una sencilla pregunta/reflexión: "¿quieres estarte repitiendo dentro de 30 años la misma pregunta: y si lo hubiese intentado?".

P. ¿Había tradición en su familia?
R. No.

P. ¿Por qué eligió una escuela privada como la Escuela Reina Sofía para sus estudios?
R. Fue una opción más, la más deseada, pero era consciente de que era complicado por la pruebas de acceso y el nivel de excelencia de la escuela. Hice las pruebas y afortunadamente me seleccionaron concediéndome una beca de estudio, y así fue como pude estudiar allí.

P. Usted estudió con Bergonzi. ¿Cómo fue la experiencia de aprender de uno de los grandes?
R. Una experiencia maravillosa y única. Recuerdo con especial cariño los momentos con el maestro: siempre era una lección compartir con él cada momento.

P. ¿Cuál fue el mejor consejo que le dio?
R. Consejos daba muchísimos aun cuando pensabas que no. Se me hace difícil citar solo uno.

Foto: Albelo (web del tenor)
P. Y Leo Nucci le dio el espaldarazo. ¿Cómo fue su encuentro con él?
R. Cantando el concierto final del curso con Bergonzi, el invitado de honor, como espectador, era Leo Nucci. Al finalizar la actuación, Leo se me acerca, me felicita y me pregunta en un perfecto castellano quién era mi agente. Cuando le dije que nadie, me pidió los datos. Unos días después me contactó el suyo y desde entonces trabajamos con el mismo representante.

P. ¿Cómo se definiría como cantante?
R. Nunca he sabido responder muy bien este tipo de pregunta. Quizás es mejor que se diviertan los demás al definirme.

Foto: Luisa Fernanda (web del tenor)
P. ¿Con qué criterio elige su repertorio?
R. Con el de la responsabilidad, la seriedad y el estudio de la obra, todo ello unido al conocimiento de los límites de tu instrumento.

P. ¿Para cuándo La favorita? ¿Y el Ballo?
R. Espero que para muy pronto La favorita. Para el segundo título habrá que esperar algo más.

P. No se prodiga mucho en zarzuela. ¿No está cómodo en el género?
R. Con algunas cosas me siento realmente cómodo. La Marina del Teatro de la Zarzuela y la Luisa Fernanda del Palau de les Arts, por ejemplo, fueron experiencias maravillosas que me encantaría repetir. Tengo un asunto pendiente con Doña Francisquita. Esperemos que pronto tenga la oportunidad de cantarla.

P. ¿Sería posible una Francisquita con su paisana Yolanda Auyanet que la ha cantado con Kraus?
R. Con Yolanda es siempre un grandísimo placer cantar.

P. ¿Cómo lleva la excesiva tiranía actual de los directores de escena?
R. Existe de todo, hay cosas escandalosas y cosas estupendas. La tiranía no es buena consejera para nada, porque al final te quedas solo. Realmente es sencillo: si te lo puedes permitir, y no compartes las ideas, te vas.

Foto: Rigoletto en Macerata (Trabocchini)
P. En un momento en el que parece que el físico prima más que la voz. ¿Le han puesto alguna vez problemas por no usar una talla S?
R. Alguna vez, pero lo llevo con deportividad Jajajaja. A estas cosas no hay que darle más importancia de la que tiene: no me quieres porque piensas que mi físico es un problema, pues nada, gracias y hasta la próxima. Curioso, esto en la vida ‘normal’ sería un escándalo completamente denunciable.

P. ¿Cómo se compagina una carrera que supone tantos desplazamientos con la vida de pareja y con la paternidad?
R. Por el momento soy afortunado de poder viajar en familia. El trabajo es compatible y el niño aún no va al colegio. Cuando empiece el momento escuela, habrá tiempo de plantearse algunas cosas.

P. ¿Y con sus aficiones?
R. Sin problema.

Foto: Festival de Ópera de A Coruña (Facebook del tenor)
P. Usted, a pesar de su juventud, tiene ya seguidores muy entregados. ¿Cómo se vive el fenómeno ‘fans’ en el mundo de la lírica?
R. Pues no lo sé, intento llevarlo con naturalidad. En cualquier caso les agradezco mucho sus muestras de cariño.

P. Es especialmente apreciado en A Coruña y en el País Vasco.
R. Con A Coruña es sabida mi relación desde mis inicios, fue el primer teatro español que me dio una oportunidad. Su director artístico Cesar Wonemburguer (un amigo) y Amigos de la ópera con su presidenta al frente, Natalia Lamas, (otra amiga) siempre me han estado apoyando: mi casa artística. Mi relación con el País Vasco es también muy feliz, aun siendo un público especialmente ‘complicado’ en mis intervenciones en el Euskaduna, siempre he sentido ese cariño: ¿cómo poder olvidar el momento Furtiva lacrima? ¿O esos Puritani? Lo cierto es que, mientras Coruña y Bilbao quieran, para mí siempre será una felicidad y una motivación especial cantar para ellos.

Foto: Medalla de oro de Canarias (web del tenor)
P. ¿Cuáles son sus próximos proyectos?
R. De Nueva York iré a Berlín, para hacer I Capuleti e i Montecchi junto a Joyce di Donato, y pasaré por Madrid, Teatro Real y en los recitales de la Fundación March, Barcelona (Liceu) y debutaré Werther en Tenerife, entre otras cosas.

P. ¿Puede adelantar algo de la próxima temporada?
R. Esperemos a que oficialmente lo digan los teatros. Estos asuntos siempre son un poco delicados.

P. ¿Prepara algún nuevo trabajo discográfico?
R. No.

P. Ha cantado en los cinco continentes, es profeta en su tierra, ha debutado en el Met y en la Scala, ha bisado en teatros como la Fenice o el Euskalduna. ¿Qué le queda por hacer?
R. Bueno, intentar siempre mejorar, sobre todo como papá.

Foto: Celso Albelo (Facebook del tenor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario