María José Santos | soprano: “No es posible que las autoridades defiendan la zarzuela, cuando ni siquiera saben que existe”

María José Santos en 'El médico' (Foto: Nacho Arias)
Conocida desde hace tiempo como cantante en el mundo de las compañías de ópera y zarzuela y en los últimos años por su faceta de docente de canto y sus incursiones en el musical, la soprano María José Santos participa como directora vocal, 'ensemble' y 'cover' de uno de los personajes protagonistas en ‘El médico’, el musical que se ha estrenado el pasado miércoles 17 de octubre en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid con producción española cien por cien y la presencia del escritor Noah Gordon, autor del 'best seller' en el que se basa. La cantante, que se declara zarzuelera hasta la médula, no considera imprescindible tener que elegir entre la lírica o el musical y cree que una buena formación lírica ayuda a cantar cualquier cosa.

Pregunta. ¿Cómo está siendo su experiencia como directora vocal en ‘El médico’?
Respuesta. Maravillosa, gratificante y muy enriquecedora. Es la primera vez que desarrollo este trabajo de manera profesional, lo había hecho en compañías amateur y siempre me decían que me veían capacitada para hacerlo. Con 'El Médico' gracias a Iván Macías, Pablo Martínez Canosa y José Luis Sixto, que han confiado plenamente en mí, ha llegado mi oportunidad de hacerlo y estoy muy orgullosa de lo que estamos consiguiendo a nivel musical y vocal con nuestro elenco de artistas que tiene un nivelazo y están trabajando muchísimo para sacar el máximo partido a la partitura tan alucinante que tenemos.

P. ¿Es fácil compaginar su función con la de cantante en el mismo musical?
R. Bueno es más trabajo para mí porque me toca estudiar más en casa (risas) pero yo entré en esta compañía como cantante y tengo clarísimo que sin escenario no puedo vivir, así que me organizo bien para poder estar a tope en las dos cosas. Mis compañeros y directores me ayudan muchísimo para que esté siempre al día de todo lo que tengo que hacer.

P. ¿Hasta cuándo van a estar en el Apolo?
R. Pues hasta que el público quiera (risas). ¡A nosotros nos encantaría no marcharnos nunca!

P. ¿Harán gira?
R. En principio no está previsto porque ya hemos estado un año haciendo una gira sinfónica con una versión semiescenificada y una orquesta de 60 músicos. Ha sido una experiencia única, los espectadores alucinaban con el musical. Hay ciudades a las que hemos tenido que ir dos veces. Así que ahora estamos centrados en la temporada de Madrid.

P. ¿Cómo llega una cantante con formación lírica al mundo del musical?
R. Pues por casualidades de la vida. Nunca he sido una soprano típica (risas). Hace 12 años estaba haciendo un montón de producciones de ópera, zarzuela, revista en esa época maravillosa que tuvo la lírica y cada vez que un director me proponía bailar o hacer cualquier cosa nueva yo me tiraba a la piscina. En ese momento muchos bailarines que trabajaban conmigo empezaron a decirme que por qué no probaba a presentarme a algún casting de musicales porque pegaba mucho en ese estilo. Siempre he cantado de todo y me he adaptado fácilmente al estilo, así que les cuadraba para eso.

P. ¿Y siguió su consejo?
R. Sí, un día de repente me dio por hacerles caso y me presenté al casting de 'Fama el Musical' para la gira y ante mi sorpresa me cogieron para hacer uno de los papeles protagonistas de la obra, la señorita Sherman. Y desde ese momento, por suerte, no he parado de trabajar y he ido enlazando una producción tras otra.



P. ¿Qué diferencias hay entre ambos mundos?
R. Muuuuuuchas (risas). Cada uno tiene cosas buenas y malas. En general, a nivel vocal la disciplina que tenemos los líricos hay mucha gente de musicales que no la tiene. Por mi formación alucino muchas veces con que la gente que hace producciones con funciones todas las semanas no vaya a clases de canto regularmente y no tenga un hábito de estudio a nivel musical. Muchos no leen partituras y me llama muchísimo la atención porque cuando te aprendes las cosas de oído vicias todo y cantas por imitación y luego es más difícil corregir.

P. ¿Y en qué superan los cantantes de musical a los de lírica?
R. Hay un trabajo más en conjunto como artista en cuanto a la interpretación y el baile del que el cantante lírico carece y yo creo que es totalmente necesario. Estamos cansados de ver a gente que canta maravillosamente pero que es un armario en el escenario y eso para mi carece de interés. El artista es un conjunto. En cualquier caso diré, para que no me maten unos y otros, que estoy generalizando (risas). Hay muchísimos cantantes en ambos mundos que no son así y que intentan mejorar y complementarse en todas las áreas y así tenemos hoy en día a gente muy bien preparada para afrontar proyectos muy diferentes.

P. Y como docente de canto lírico, canto moderno y teatro musical, ¿enseña a sus alumnos una técnica similar o una especial para cada caso?
R. Pues intento acercar al máximo los estilos a nivel técnico. Para cantar lo que sea lo fundamental es tener una buena base de respiración porque la voz es aire y si sabes manejar bien tu aire y tu apoyo está claro que tienes muchísimos problemas resueltos. Además, hay que cantar sano, en una posición en la que todo sea relajado, sin tensión y fácil. Creo que es totalmente necesario que sepan manejar la voz cubierta, mixta y abierta para ser lo más completos posible pero siempre desde la salud vocal.

P. ¿Les llega gente con buena formación?
R. Yo alucino cada día cuando vienen cantantes a decirme que salen afónicos de clase o que se levantan disfónicos por la mañana y luego les viene la voz y eso les parece “lo normal”. El profesor perfecto no existe y hay gente muy buena dando clase pero también hay mucho farsante. Desde luego creo que es importantísimo que para enseñar, tú estés cantando o hayas cantado y que los alumnos tengan claro que hagan lo que hagan, la voz tiene que estar sana.

P. ¿Existe buena formación para teatro musical hoy en día en España?
R. Bueno creo que se está mejorando por momentos. Hay escuelas que cada vez van complementando más la formación de canto, interpretación y danza y están sacando gente con un nivel profesional muy interesante. Pero todavía, por lo menos a nivel vocal, debería ser mucho más completa. Ahora que he estado de directora vocal haciendo los castings me ha llamado mucho la atención por ejemplo cuando he pedido a algún cantante cantar cubierto y no sabían lo que era. Hay que formar a los alumnos en todos los sentidos.

P. ¿Qué se necesitaría para llegar al nivel de ingleses o estadounidenses en el mundo del musical?
R. Hacer una programación de estudios lógica y coherente con las necesidades artísticas que van a tener cuando terminen sus estudios. Estamos hablando de Teatro Musical y hay escuelas en las que los alumnos tienen mucha danza, interpretación, incluso esgrima u otras disciplinas que están muy bien pero no tienen clase de canto individual, cosa que me parece increíble, y hacen una hora a la semana de clase de canto grupal. ¿Cómo trabajan sus problemas vocales y musicales individualmente?

P. ¿No es suficiente esa clase de canto grupal?
R. No, se les pone a cantar a voces cuando todavía no son capaces de afinar su línea melódica. O no tienen clase de repertorio con un pianista algo que me parece fundamental para su formación musical. Esos chicos cuando salgan de la escuela no tendrán el nivel de canto necesario para afrontar una carrera profesional

P. ¿Es la zarzuela el musical español?
R. ¡¡¡Totalmente!!! Y yo que me considero zarzuelera hasta la médula y que gracias a este maravillosos género he podido desarrollar muchísimo mi carrera como cantante, tengo una pena y rabia enorme por ver lo 'catetos' que somos en este país a nivel musical. Tenemos un género de mucha envergadura, muy completo, con obras maestras que dan cien mil vueltas a muchas cosas que vemos en los teatros todos los días y no somos capaces de defender y potenciar lo nuestro y ponerlo en el sitio que se merece.

P. Usted ha cantado bastante zarzuela. ¿Qué cree que necesita el género en estos momentos?
R. El género básicamente necesita que las personas que tienen que defender la cultura de nuestro país estén de verdad formadas y sean conocedoras de lo que tenemos aquí. No pueden defender algo que no saben ni siquiera que existe.

P. ¿Y qué deberían hacer los gestores políticos?
R. Asesorarse con personas que conocen el género a fondo para poder programarlo en los teatros con asiduidad para que así la gente que no lo conoce pueda tener acceso a nuestro género.

P. ¿Y los particulares?
R. Desde casa, por ejemplo, llevar a los niños al teatro a ver este tipo de obras, ponerles esta música. Por ejemplo, mis hijos en San Isidro son de los pocos que se saben un chotis o conocen 'Agua, azucarillos y aguardiente' y eso es trabajo nuestro. Cuando hablas con los niños o adolescentes sobre música te das cuenta que desde casa normalmente no se cultiva para nada la cultura musical y sólo conocen lo que les mete por los ojos la tele o Internet.

P. ¿Qué opina de esos montajes que está haciendo el Teatro de la Zarzuela de títulos zarzuelísticos inspirados en el musical estadounidense?¿Cree que puede ser un buen camino para renovar el género?
R. Creo que todo lo hecho con respeto y sabiendo lo que se hace para mejorar las obras está bien. Defiendo la evolución y adaptación de las cosas, no la invasión. Es maravillosos tener mucho dinero para hacer una súperproducción pero me parece que lo primero por ejemplo, tendría que ser elegir buenos cantantes y tener un criterio musical y no poner al 'famosito' de turno que lo que hace no tiene nada que ver con lo que tendría que ser de verdad . Debe primar la calidad del montaje y muchas veces no es así. Esto con un buen asesoramiento sería posible totalmente pero hay que ver si eso interesa

P. ¿Cuándo y por qué decidió dedicarse al canto?
R. Creo que desde que nací (risas). Recuerdo toda mi infancia maravillosa cantando con mi madre y mis hermanos a todas horas y lo feliz que era haciéndolo. En mi casa se ha cantado toda la vida, mis abuelos, mis padres. Como a mis padres le hubiera gustado dedicarse a la música y en su época no pudieron, tuve la suerte de que decidieran meternos en el conservatorio a los ocho años y desde ese momento nunca más me planteé hacer otra cosa. Era feliz allí y se me pasaban las horas si enterarme. Mi profesión es vocacional totalmente y es maravilloso que haya sido así

P. ¿Cómo reaccionaron en su casa cuando decidió que sería su profesión?
R. Pues imagínate, encantadísimos. Siempre me han apoyado en todo y aunque tuvieran que apretarse el cinturón han intentado que me desarrollara al cien por cien en este maravilloso mundo del canto. Nunca podré agradecerles a mis padres todo lo que han hecho por mi carrera. Espero estar recompensando sus esfuerzos (risas).

P. Usted estudió canto en los tres centros de referencia de Madrid, la Escuela Superior de Canto, el Conservatorio y la Escuela Reina Sofía. ¿Qué ventajas e inconvenientes ve en cada uno de ellos?
R. Realmente más que en los centros, las ventajas o inconvenientes vienen dadas por quienes sean tus profesores y qué dinámica tenga el centro en el momento en el que tú estudias allí.

P. Háblenos pues de su paso por cada uno de ellos. ¿El Conservatorio?
R. En el Conservatorio tuve la suerte de tener unas profesoras, de canto Eulalia Beneroso y de piano Ana Barreiro, con las que aprendí muchísimo y que fueron como madres para mí y me hicieron amar la música totalmente. Participé en infinidad de conciertos con orquesta, piano, y en la asignatura de música de Cámara y eso cada vez me hizo engancharme más a la música y formarme de una manera global.

P. ¿La Escuela Reina Sofía?
R. Allí llegué desde el Conservatorio y mi experiencia fue muy diferente. Tenía 19 años, era una niña y fue el primer año en el que tuvieron Cátedra de Canto. Lo mejor que me pasó fue conocer a Kennedy Moretti porque ha sido mi pianista repertorista durante muchísimos años y una de las personas con las que más he aprendido de toda mi carrera. A nivel vocal, estudié con Alfredo Kraus y creo que me pilló muy joven . Fue un año duro porque era otro tipo de enseñanza más competitiva y menos personalizada y creo que no estaba preparada.

P. Y finalmente la Escuela Superior de Canto.
R. Sí, allí viví unos años maravillosos. Estudié con Antonio Blancas ,Manuel Cid y Julio Alexis y aprendí muchísimo. Tuve la suerte de que había taller de Ópera y al tener la oportunidad de hacer personajes protagonistas como Manon de Massenet o zarzuelas como 'Las de Caín' cuando salí de la Escuela para afrontar mi vida profesional ya tenía una preparación a nivel escénico que me dio mucha solvencia para empezar mi carrera.

María José Santos con Julio Morales
P. ¿Qué recomendaría a un cantante que duda entre dedicarse a la lírica o al musical?
R. ¿Por qué hay que elegir? (risas). Yo estudiaría lírico sí o sí porque una buena base lírica te viene bien para cantar cualquier cosa y luego dejaría que mi instrumento y mi alma me llevaran al sitio correcto. A lo mejor el sitio es compartido por varios estilos (risas).

P. ¿Qué se va a encontrar el público en 'El Médico''?
R. ¡Un obrón! Es un musical muy diferente a lo que se ha hecho hasta ahora y que demuestra que en España se pueden hacer cosas con muchísima calidad.

P. ¿En qué se diferencia de otros musicales más conocidos?
R. En todo. Es la primera vez que se escribe un musical con una concepción tan sinfónica. La orquestación es impresionante y el concepto vocal también. Es muy operístico. Hay que cantar con un sonido más cubierto y con un fraseo más cercano al clásico. De hecho el escenógrafo Alfons Flores y el coreógrafo Francesc Abos han desarrollado gran parte de su carrera en el mundo de la ópera. Por eso es importante la formación lírica. Pero como en todos los musicales también hay que bailar porque hay números que con el baile consiguen ser de 10.

P. ¿Algo que añadir?
R. Decir a la gente que no puede dejar de venir a vernos porque estamos ante un estreno mundial de una producción española cien por cien en la que nos estamos dejando el alma para que sea algo inolvidable.

María José Santos en 'El médico' (Foto: Nacho Arias)
María José Santos | soprano: “No es posible que las autoridades defiendan la zarzuela, cuando ni siquiera saben que existe” María José Santos | soprano: “No es posible que las autoridades defiendan la zarzuela, cuando ni siquiera saben que existe” Reviewed by Mariela Estévez Campos on 22.10.18 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.