Los cantantes eventuales del Coro de RTVE denuncian su situación de precariedad

Los 'refuerzos' en el escenario
Los trabajadores temporales del Coro de RTVE se han unido para denunciar a la institución por la precariedad laboral y la discriminación que padecen. Tras exponer su caso al director titular Miguel Ángel Martínez, un nutrido grupo de los llamados 'cantantes de refuerzo' subió al escenario el pasado jueves 11 de octubre, en la sala de cámara del Auditorio de El Escorial, tras el ensayo previo al concierto de la formación, para leer a los cantantes fijos de la misma, que en la actualidad constituyen poco más de la mitad del coro, una carta redactada por uno de ellos pero suscrita por todo el colectivo en la que denunciaban la insostenible situación en la que se encuentran.

El contrato artístico es una modalidad que se utiliza para la contratación de solistas, coristas o instrumentistas para determinadas obras. La vinculación con la empresa dura el tiempo estipulado en él y suele ser breve. Como refleja el convenio regulador de la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE debería tratarse de una solución para conciertos puntuales, pero la institución ha normalizado este tipo de contratos hasta el punto de convertirlos en habituales, llegando los contratados a constituir el 47% de la plantilla en algunos conciertos.

Como informan fuentes del coro, desde el año 83 no se han convocado oposiciones, por lo que las bajas no se cubren y tampoco aquellos puestos vacantes a causa de excedencias o de cantantes reubicados en otros puestos. Es así que desde el año del último proceso selectivo todos los cantantes han sido contratados artísticos. Tras el ERE de 1998, que dejó un alto índice de eventualidad en el Coro de RTVE, los trabajadores así contratados pudieron acceder a un contrato fijo mediante procesos judiciales y acuerdos sindicato-empresa. Pero en los últimos tiempos, desconcertantes sentencias judiciales han negado esa posibilidad.

Los eventuales hacen exactamente el mismo trabajo que el personal fijo, aunque sus derechos laborales se ven enormemente mermados. Al estar fuera de convenio, su sueldo es muy inferior. Las interrupciones entre contratos, ya sea por vacaciones o fines de semana, no se remuneran. Las jornadas irregulares en las que participan como cualquier otro cantante y por las cuales los fijos disfrutan de días libres por compensación, significan paro. Toda recompensa en forma de día libre con la que se premia a la plantilla por cualquier motivo, significa, una vez más, paro para el contratado artístico. Tampoco pueden participar en ninguna votación en asuntos referentes al coro, aunque estos les afecten directamente, como puede ser la elección de jefes de cuerda o del subdirector.

En lo referente al vestuario, obligado para todos los componentes del coro, también se incumplen los acuerdos del convenio regulador. Apenas hay trajes extra para las mujeres y los hombres han tenido que conformarse con una chaqueta y corbata gris para los conciertos de media gala y utilizar su propio frac en los demás.

Los trabajadores fijos del coro denuncian que la situación es asfixiante, "porque la Corporación RTVE se desentiende tanto del coro como de la orquesta y los políticos sólo ponen los ojos en los informativos y se desentienden de la cultura".  "Está en peligro la profesión de cantante de coro profesional que van a ser sustituidos por cantantes de coro amateur que cantan gratis y aportan esa “flexibilidad” que tanto gusta. La flexibilidad de derechos cero, me refiero", afirma una de las integrantes de la formación.

Miembros del coro escuchando la carta de sus compañeros


Texto de la carta leída a los trabajadores del coro de RTVE:

Compañeros,

Si me permiten, quería leerles unas palabras escritas a título personal pero que -supongo- representan a los compañeros de la mal llamada “plantilla de aumento”.

Mis palabras básicamente son una DENUNCIA de la situación precaria en la que me encuentro desde hace ocho años y que se ha visto agudizada estos últimos días.

De acuerdo al ultimo planning, sabia que mañana vamos al paro – no nos corresponden días de compensación- ; lo que ignoramos es si vamos a volver a trabajar el 22 de octubre, ya que un nuevo planning tiene fijados días de ensayo del Magnificat de Bach, obra que todavía hoy no sabemos si vamos a cantar.

Ante esta incierta situación, ayer solicitamos una reunión al director Miguel Ángel Gómez Martínez, quien nos expresó que le había pedido al Sr. Ventero que la plantilla fija más los refuerzos participaran del concierto, pidiéndonos un par de días más a la espera de la contestación del gerente. Por cierto, a este último también le hemos pedido una reunión para tratar nuestra situación.

Los sentimientos que he experimentado luego de la reunión, han sido una mezcla de frustración, rabia e impotencia, ya que la incierta situación hace que no podamos aceptar otros trabajos y de esa manera, mínimamente incrementar nuestra magra nómina de diciembre y así pasar unas Navidades un poco más decentes; a estos sentimientos uniría el de tristeza: hace casi un año, la nómina de diciembre fue de 150 euros y pensé –ingenuamente- que no se volvería a repetir un año mas…

Vuestros esfuerzos para que nuestra precaria situación cambie han sido encomiables: desde compañeros acudiendo a juicios como testigos, pasando por el manifiesto presentado por la Junta Directiva y firmado por directores y jefes de Cuerda hasta todo vuestro apoyo expresado individualmente por parte de algunos compañeros hacia mi persona.

Sé –porque muchos lo habéis vivido- que esta injusta situación que hoy atravesamos los refuerzos no es algo nuevo para vosotros, imagino que habréis vivido momentos parecidos de incertidumbre por el futuro, iguales o peores que los nuestros; pero creo que eso no debe ser un consuelo, mas bien debería ser un estímulo para modificar una situación injusta.

Amo cantar con vosotros y trasmitir al público todo nuestro arte; he disfrutado de conciertos vibrantes y he percibido la emoción de la audiencia con nuestra entrega: ella no distingue entre fijos y refuerzos, somos una gran voz que contiene a todos. No discriminemos nosotros si el público no lo hace, somos pares, donde nadie es más que nadie y donde todos deberíamos percibir la misma retribución y gozar de los mismos derechos por nuestro esfuerzo.

Ustedes han luchado para cambiar y mejorar su propia condición en RTVE y han sido solidarios con otros coros, como con la Zarzuela recientemente. Yo lucho ahora y lo haré mañana, éstas son mis convicciones.

Muchas gracias
Los cantantes eventuales del Coro de RTVE denuncian su situación de precariedad Los cantantes eventuales del Coro de RTVE denuncian su situación de precariedad Reviewed by Mariela Estévez Campos on 17.10.18 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.