miércoles, 16 de mayo de 2018

El Real estrena 'Die soldaten' en España, 53 años después de su creación

'Die Soldaten' (Teatro Real)
El Teatro Real estrena este miércoles 16 de mayo a las 20.00 horas 'Die Soldaten' de Bernd Alois Zimmermann, en el centenario del compositor. La obra llega por primera vez a España, 53 años después de su creación, con dirección de escena de Calixto Bieito y musical de Pablo Heras-Casado y Michael Zlabinger en la función del 19 de mayo. El Real ofrecerá siete funciones de la ópera los días 16, 19, 22, 24, 28 y 31 de mayo y 3 de junio, en una nueva producción de la Opernhaus de Zúrich y la Komische Oper de Berlín donde ya se ha visto en 2013 y 2014 respectivamente.

El elenco está integrado por la soprano danesa Susanne Elmark (Marie), el barítono inglés Leigh Melrose (Stolzius), el bajo ucraniano Pavel Daniluk (Wesener), los tenores alemanes Uwe Stickert y Martin Koch, que se turnan en la interpretación de Desportes, la mezzosoprano británica Julia Riley (Charlotte), la mezzosoprano alemana Hanna Schwarz (Madre mayor de Wesener), la mezzosoprano alemana Iris Vermillion (Madre de Stolzius), el bajo austriaco Reinhard Mayr (Coronel Obrist, conde von Spannheim), el tenor escocés Nicky Spence (Pirzel), el barítono mexicano Germán Olvera (Eisenhardt), el barítono austriaco Rafael Fingerlos (Capitán Haudy), el barítono alemán Wolfgang Newerla (Capitán Mary),el tenor zaragozano Francisco Vas, el malagueño Gerardo López y el barcelonés Albert Casals (Tres jóvenes oficiales), la soprano suiza Noëmi Nadelmann (La condesa De la Roche), el tenor murciano Antonio Lozano (El joven conde), la coreógrafa alemana Beate Vollack (Madame Roux) y el tenor alemán Wolfram Schneider-Lastin (Criado de la condesa).



'Die soldaten' fue considerada en su día ‘irrepresentable’ por su "complejidad, exigencia y monumentalidad". La partitura está escrita para 16 cantantes, 10 actores, bailarines, coro, una orquesta de más de 100 músicos - que incluye banda de jazz y 13 percusionistas que utilizan sillas y mesas como percusión -, banda magnética, sonidos de guerra y proyecciones.  Siguiendo las directrices de Zimmermann, Bieito coloca la orquesta en el centro de la escena, en una instalación diseñada por la escenógrafa Rebecca Ringst "que simula un cuartel donde los músicos son partícipes de la barbarie". Los músicos de la orquesta titular del teatro aparecen caracterizados como soldados y empuñando sus instrumentos como armas.

Como se informa en las notas del teatro, Bernd Alois Zimmermann, "que nació en Bliesheim, Colonia, en 1918 en el seno de una familia burguesa profundamente católica, fue obligado a alistarse en el ejército con 21 años para participar en la segunda guerra mundial, de la que salió con los pulmones llenos de plomo y la mente trastornada. Su breve e intensa carrera, truncada por el suicidio a los 52 años, se desarrolló en los tiempos convulsos de posguerra, cuando Europa, intentaba curar las heridas con muros y cortinas de hierro".

Sobre la obra se resume: "Partiendo de la obra 'Die Soldaten', del escritor visionario Jakob Lenz (1751-1792), adalid del movimiento romántico Sturm und Drang (Tempestad e ímpetu), Zimmermann utiliza el camino de perdición de Marie, que los soldados convierten en una prostituta indigente, como metáfora de la degeneración moral y ética de la humanidad hasta traspasar el umbral de lo soportable y de lo expresable: un viaje terrorífico a los rincones más oscuros del ser humano, donde habita un monstruo que se excita con la perversidad y se regocija con el dolor.

Die Soldaten bebe de las corrientes musicales rupturistas de la segunda mitad del siglo pasado, polarizadas en Darmstadt, pero también de la tradición musical occidental, del jazz, del pop, de la radio, del cine y de las posibilidades técnicas que ofrecían la grabación directa y el tratamiento del sonido. La obra parte de una estructura de 12 notas (serialismo) vertebrada por formas musicales reconocibles ─chacona, tocata, ricercare, nocturno─ asociadas a cada una de las 15 escenas y alimentada por un universo sonoro ilimitado, que incorpora desde un coral de Bach y ritmos de jazz al estrépito de bombas y estridentes gritos de agonía".



ACTIVIDADES PARALELAS:

27 de mayo a las 12.00 horas | Teatro Real, Sala principal Los domingos de Cámara, por los solistas de la Orquesta Titular del Teatro Real Parte I

Erwin Schulhoff: Dúo para violín y violoncello André Jolivet: Concierto para flauta y orquesta de cuerdas Parte II Benjamin Britten: Lacrimae Luciano Berio: Folksonges para voz y 7 instrumentos

No hay comentarios:

Publicar un comentario