viernes, 20 de abril de 2018

El Gobierno aprueba sin negociación la absorción de la Zarzuela


El Consejo de Ministros aprobará este viernes 20 de abril el Real Decreto que fusiona al Teatro Real y al de La Zarzuela irremisiblemente en una sola Fundación, según ha comunicado este jueves 19 el subsecretario del Ministerio de Cultura, Educación y Deportes al Comité de empresa y a la Junta de personal. No se ha entregado ningún documento ni se ha admitido negociación al respecto acogiéndose al artículo 44 del Estatuto de los trabajadores por el que se realizará la sucesión de empresas, como informa el Comité de huelga en un comunicado. El Real Decreto, forma jurídica elegida para "atenuar la resistencia potencial" a la fusión, se publicará en el BOE del sábado siendo de inmediata aplicación a partir del lunes 23 de abril. Ante la imposición, los trabajadores han convocado a los medios de comunicación a participar en la asamblea que se celebrará este mismo viernes a las 14.00 horas en el Teatro de la Zarzuela.

En el borrador del proyecto, que Cultura lleva negociando con el Real desde hace siete meses, la fusión iba a llamarse inicialmente Teatro Nacional de Ópera y Zarzuela, pero finalmente se ha optado por el nombre de Fundación Nacional del Teatro Real y del Teatro de la Zarzuela. El proyecto, que se hizo público por una filtración hace algo más de un mes, ha provocado paros y protestas de los trabajadores dependientes del Inaem que denuncian la 'privatización encubierta' de la Zarzuela y el desmantelamiento del organismo público.

El informe de la absorción del Teatro de la Zarzuela, cuyo borrador puede descargarse en este enlace, pretende minimizar en 46 páginas su impacto para los trabajadores y los espectadores, resaltando sus presuntos aspectos positivos: "el aprovechamiento de sinergias", la "homogeneización y ampliación de los programas de patrocinio y sponsorización y de captación de recursos vía mecenazgo", la ampliación del público "potencial global en cantidad y diversidad poblacional, con orientación especial hacia el sector juvenil" , la internacionalización de la zarzuela como género musical, la "optimización de las actuales plantillas del Teatro de la Zarzuela y del Teatro Real y de los gastos de personal derivados", y un aprovechamiento compartido de la especialización del personal técnico y artístico, entre otros.

En el capítulo jurídico, el informe señala que la modificación del estatuto del Teatro Real "no requiere a priori aprobación por Real Decreto, pero el proyecto tiene aspectos que desbordan un simple cambio por este procedimiento y que hacen conveniente su tramitación con una norma de este rango", especificándose que ésta norma jurídica resulta conveniente desde el punto de vista de "su difusión como de su contribución a atenuar la resistencia potencial". El Real Decreto irá seguido de unos estatutos que desarrollen todos los aspectos de la absorción.

En el documento se especifica que el Real Decreto resulta "conveniente" desde el punto de vista "derivado de una presentación simplificada del proyecto que lo pretenda reducir a una simple absorción del Teatro de la Zarzuela por el Teatro Real". El proyecto contempla una posible equiparación de precios de las localidades a medio plazo dentro de las posibles resistencias previstas a la absorción. Y, paradójicamente, se subraya que se fomentará la contratación de cantantes españoles en la Zarzuela, a pesar de que en el coliseo de la calle Jovellanos la contratación de cantantes del país supera el 95% mientras que en el Real son poco más del 30%.

En el documento se afirma que el personal de la Zarzuela -ahora dependiente del Inaem como una de sus unidades de producción- se incorporará como propio de la Fundación Teatro Nacional de Ópera y Zarzuela "con los mismos derechos y obligaciones que tuvieran en el momento de su integración", pero también se afirma que los trabajadores del Real tienen todos sus derechos reconocidos. El director de la Zarzuela también se incorporará a la plantilla de la Fundación con el mismo contrato que tenía con el Inaem. El personal funcionario será contratado como personal laboral fijo fuera de convenio tras su correspondiente declaración en situación de excedencia voluntaria por prestación de servicios en organismos o entidades del sector público institucional.


1 comentario:

  1. Se está cargando la cultura, la propia y la ajena. Todo lo que tocan lo fastidian.

    ResponderEliminar