viernes, 12 de enero de 2018

Gabriel Bussi y Javier Ozores presentan una ópera basada en 'La tribuna' de Pardo Bazán

Bussi, Takebe y Novoa
El compositor uruguayo Gabriel Bussi, violinista en la Orquesta Sinfónica de Galicia y el escritor y productor cinematográfico Javier Ozores Marchesi han presentado este jueves 11 de enero en la antigua Fábrica de Tabacos de A Coruña, actual sede de la Audiencia Provincial, la ópera 'La Tribuna' de la que son autores. La obra se basa en la novela homónima de la escritora coruñesa Emilia Pardo Bazán. En el acto, y tras los discursos de distintas autoridades y de los autores, intervinieron la soprano ponteareana Teresa Novoa y la pianista japonesa Haruna Takebe que interpretaron dos de las arias de la nueva ópera.

El lugar de la presentación fue elegido por ser precisamente en la Fábrica de Tabacos coruñesa donde transcurre la acción de la novela considerada la primera interpretación literaria del mundo laboral femenino en España. El edificio, anterior almacén de correo marítimo, fue convertido en fábrica de tabaco en 1804 cuando se concedió a la ciudad ese privilegio. Se mantuvo en funcionamiento hasta 2002.

La ópera, que tiene como tema recurrente la soledad, tiene dos leitmotiv destacados, uno que rememora precisamente esa soledad y otro que evoca al destino. En la presentación Teresa Novoa interpretó dos nanas que la protagonista, Amparo, embarazada, canta en distintos momentos anímicos a la criatura que lleva en su vientre.

El elenco de la obra está integrado por una mezzosoprano (Amparo, la tribuna), una soprano (Ana, su amiga), un tenor (Baltasar, su amante), un barítono (Chinto, el amante despechado), un bajo (Rosendo, el padre de Amparo), varios bajos y barítonos en pequeños papeles y un gran coro (en algún momento doble coro). ,



El compositor de la obra, Gabriel Bussi, visiblemente emocionado, narró como cinco años atrás, durante el estreno de una de sus obras le preguntaron cuál era su próximo objetivo, a lo que él contestó sin pensarlo: "componer una ópera". Dos o tres días después recibió un correo de Ozores proponiéndole participar en el proyecto. Alabó el trabajo de síntesis realizado por Ozores para reducir el libro, realizando cortes y unificando personajes pero manteniendo la esencia "de manera formidable". Y dirigiéndose al libretista, manifestó: "Me diste la vida", declarando que el reto de crear una ópera le ha hecho crecer como compositor. Finalizó agradeciendo a todos el apoyo recibido.

Javier Ozores señaló la importancia cuando se tiene un sueño - añadiendo que la gente que no sueña está muerta - de sentirse arropado y agradeció haberse sentido acompañado en todo el proceso de creación y presentación de la ópera. Relató que hace unos años el director de escena José Manuel Rabón le regaló un ejemplar de 'La Tribuna' diciéndole: "Para que hagas una película". Él no vio una película pero sí a una mujer que "necesitaba música". Y empezó con el libreto con la idea de encargarle la música a Manuel Balboa, que había escrito varias bandas sonoras de películas. El prematuro fallecimiento del compositor gallego truncó el proyecto. Descubrió entonces la música de Bussi en el estreno de una de sus obras y ahí comenzó su colaboración. Pidió ayuda a Amigos de la Ópera y a todas las autoridades presentes para que les ayudasen a llevar al escenario la obra.



El acto comenzó con la intervención del presidente de la Audiencia de A Coruña, José Luis Seoane, que relató que llegaron a trabajar 4.000 cigarreras en la fábrica a finales del siglo XIX. Contextualizó la situación de la mujer en la época en la que se escribió la novela recordando que seis años después de su publicación se aprobó el nuevo Código Civil en el que se establecía que el varón era el cabeza de familia al que su mujer debía obediencia y que representaba a ésta en todos los actos y decisiones. Una situación de discriminación que afectó a la propia Pardo Bazán cuya candidatura nunca fue admitida en la RAE.

El presidente de la Real Academia Galega y director de la Casa-Museo Emilia Pardo Bazán, Víctor F. Freixanes recordó las vinculaciones de la escritora con la RAG de la que fue presidenta de honor y de sus herederos, que cedieron el edificio que hoy es sede de la institución. Subrayó además que 'La tribuna' es la primera gran novela social de la literatura española, en la que además las mujeres son las protagonistas.


La condesa de Pardo Bazán, Carmen Colmeiro, descendiente de la escritora se congratuló de que el acto se celebrase en un espacio que su antepasada incorporó a la historia de la literatura universal. Relató que durante dos meses Pardo Bazán visitó la fábrica diariamente para documentarse, hablando con las operarias y empapándose del ambiente de trabajo. Finalizó realizando votos porque la ópera fuese representada.

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, habló de las muchas ciudades que hay en cada ciudad, de los símbolos y de los coruñeses y coruñesas que hacen A Coruña. El edificio de la Fábrica de Tabacos es uno de esos símbolos y Pardo Bazán una de las vecinas de la ciudad que tanto significó desde el punto de vista histórico, literario y cultural. Ensalzó la influencia de las cigarreras en el cambio del concepto del trabajo y el papel relevante de las mujeres en la historia de la ciudad. El director xeral de Xustiza, Juan José Martín, evocó cómo Tabacos había sido antes sede del correo marítimo con ultramar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario