sábado, 22 de julio de 2017

Un informe provisional desvela violencia física y abusos sexuales en el coro de Ratisbona

Coro Ratisbona (Facebook/ Regensburger Domspatzen)
Un informe provisional presentado esta semana por el fiscal especial Ulrich Weber, encargado de la investigación, ha desvelado que más de 500 miembros del coro de niños cantores de la catedral de Ratisbona, en Baviera (Alemania), fueron víctimas de violencia física sistemática y abusos sexuales en los últimos cincuenta años. El hermano mayor del papa emérito Benedicto XVI, monseñor Georg Ratzinger, de 93 años, que fue durante 30 años director del célebre coro alemán, ha sido considerado responsable de encubrir los hechos.

Tras una investigación de dos años se ha confirmado que 500 niños del coro han sufrido violencia física y 67 violencia sexual, pero se cree que el número de víctimas podría ascender hasta 700. Se estima que uno de cada tres de los 2.100 niños en edad preescolar sufrieron violencia física entre 1953-1992. Se identifica a 49 personas como responsables de esas prácticas, de las cuales nueve perpetraron las agresiones sexuales.

La prensa alemana recoge declaraciones de exmiembros del coro que describen a la institución como "infierno, prisión y campo de concentración" o "el peor momento de su vida, marcada por el miedo, la violencia y la impotencia". Los abusos se cometieron especialmente en el período comprendido entre 1960 y 1970, y hasta 1992 se recogen casos de violencia física. Todos los casos han prescrito por lo que ya no es posible perseguirlos judicialmente.

Los casos se denunciaron por primera vez en 2010, pero no fue hasta 2013, cuando el obispo Rudolf Voderholzer sustituyó al cardenal Gerhard Ludwig Müller al frente de la institución, cuando empezaron a investigarse y en 2015 que se encargó esa investigación al experto independiente Ulrich Weber. El informe recoge casos que van desde tocamientos a violaciones; castigos físicos tales como palizas, bastonazos y golpes con todo tipo de objetos; castigos consistentes en obligar a los niños a comer o en negarles todo tipo de alimento. El vicario general, Michael Fuchs ha admitido fallos en la investigación y ha pedido disculpas a las víctimas en nombre de la institución.

El coro de la catedral de Ratisbona es uno de los coros de niños más antiguos en el mundo. Fundado dn el año 975 por el obispo Wolfgang von Regensburg, ha funcionado intermitentemente desde entonces. Forma parte de una fundación pública que incluye además del coro y su escuela de música, una escuela de primaria, una de secundaria y un internado. En 2002 se le concedió el título de Embajador Cultural de Europa, es además embajador de UNICEF.


No hay comentarios:

Publicar un comentario