sábado, 24 de junio de 2017

El Thyssen acoge la muestra 'Madama Butterfly y la atracción por Japón. Madrid, 1868-1915'

Narciso Méndez Bringa. La sombrilla, 1897. Gouache y grafito sobre papel. 42 x 31 cm. Museo ABC (Museo Thyssen)

El museo Thyssen-Bornemisza ha presentado la exposición 'Madama Butterfly y la atracción por Japón. Madrid, 1868-1915' en paralelo al estreno de de la obra de Puccini en el Teatro Real el próximo martes 27 de junio, 110 años después de su primera representación en el coliseo madrileño. Las piezas expuestas responden al interés por la cultura japonesa que se produjo en Europa a finales del siglo XIX y principios del XX. La muestra, que se podrá visitar desde este jueves 22 de junio hasta el próximo 27 de agosto, tiene acceso gratuito.

Pedro Sáenz y Sáenz. Crisantemas, h. 1900. Óleo sobre lienzo. 
Propiedad de la Diputación de Málaga  (Museo Thyssen)
La exposición reúne 46 piezas entre las que se encuentran pinturas, carteles, estampas, porcelanas, fotografías, complementos de moda y libretos teatrales que proceden de instituciones como el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo de las Artes Escénicas del Institut del Teatre, el Museo ABC y el centro de Documentación y archivo de la SGAE, entre otros, así como de colecciones privadas, en su mayoría madrileñas. Una de las secciones está dedicada al propio estreno de la ópera de Puccini en el Teatro Real de Madrid, en 1907, bajo la dirección de Luis Paris. En ella "se pueden contemplar por vez primera las fotografías de geishas utilizadas para diseñar los decorados y mobiliario, así como los figurines originales, obra de Joaquín Xaudaró", según se informa en la página del museo.

En otra de las secciones se contempla el interés de artistas españoles como Eduardo Jamacois, Mariano Fortuny, o Raimundo de Madrazo por la estética japonesa, que se traduce en la introducción en sus obras de motivos orientales como biombos, parasoles o cojines. Se muestra también el coleccionismo y la influencia de la cultura nipona en las clases altas a través de objetos de origen japonés procedentes de colecciones privadas.

Finalmente se realiza un repaso por el mundo teatral del momento en el que abundaron las operetas de temática japonesa como 'Ki-ki-ri-ki' (1889), 'La taza de té' (1906) o 'Abanicos japoneses' (1909), además por supuesto de la ópera de Puccini de la que se exhiben, entre otros, los siete figurines que Joaquín Xaudaró realizó para su estreno madrileño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario