martes, 4 de abril de 2017

El Gobierno checo da luz verde a la restauración de la Ópera Estatal de Praga

Ópera Estatal de Praga (Greg Neumann/ Facebook Ópera Estatal de Praga)
El inicio de las obras de renovación de la Ópera Estatal de Praga, que mantendrán cerrado el coliseo hasta el otoño de 2019, ha sido finalmente autorizado tras ser desestimado el recurso del consorcio Ópera 2016 contra la empresa ganadora del concurso. La elección de Hochtief, una empresa especializada en redes viarias, que ganó la licitación con la oferta más baja de las presentadas, por un importe de 857,6 millones de coronas (alrededor de 31,7 millones de euros), había sido denunciada por basarse exclusivamente en el precio sin exigir de la empresa adjudicataria la cualificación imprescindible dada la condición de edificio histórico del teatro. El coliseo checo, cuyas obras debían haber empezado en 2016, lleva cerrado al público seis meses, desarrollándose su programación en otros dos teatros de la capital.

Las obras a realizar comprenden la restauración de la fachada y de la sala neorrococó, la eliminación de humedades, la renovación del sistema eléctrico, de la conducción de agua, del sistema de calefacción, oficinas, camerinos, salas de ensayo, ballet y coro, la introducción de nuevas tecnologías y la instalación de una plataforma giratoria en el escenario. Las últimas reparaciones en el edificio se realizaron en los años setenta.

El edificio de la ópera estatal de Praga se construyó entre 1886-1888 como 'Nuevo teatro alemán' diseñado por los arquitectos vieneses Fellner und Helmer dedicado a la presentación del repertorio operístico en idioma alemán. El teatro se abrió el 5 de enero de 1888 con una representación de 'Los maestros cantores de Núremberg', de Richard Wagner. En sus temporadas participaron directores como Gustav Mahler, Richard Strauss, Otto Klemperer o Leo Blech y cantantes como Friedrich Schorr, Richard Tauber o Lotte Lehmann.

En septiembre de 1938, la Sociedad del Teatro Alemán se disolvió y vendió el teatro al estado checoslovaco, pero tras la ocupación nazi, se disolvió la compañía, el teatro se renombró como 'Deutsches Opernhaus' acogiendo sólo compañías alemanas en gira. Al finalizar la guerra, un grupo de artistas impulsó la creación del Teatro del 5 de Mayo, que se inauguró con la primera ópera de Bedřich Smetana, 'Los brandeburgueses en Bohemia' en septiembre de 1945. El nuevo teatro se convirtió en una alternativa al más conservador Teatro Nacional, con puestas en escena de vanguardia. Tres años después de la inauguración, ambos teatros se fusionaron.

Desde 1949, el coliseo, ahora con el nombre de Teatro Smetana se convirtió en la segunda casa del Teatro Nacional, acogiendo fundamentalmente funciones de ballet y las giras de las grandes compañías de ópera internacionales. En 1989 recobró su independencia de la Ópera Nacional siendo rebautizado como Ópera Estatal. Desde 2015 volvió a integrarse en el marco de la Ópera Nacional de Praga, compartiendo su programación con el Teatro Nacional.

Ópera Estatal de Praga (Ambroise Marcilhacy/ Facebook Ópera Estatal de Praga)
 Ópera Estatal de Praga (Anton Litvin/ Facebook Ópera Estatal de Praga)
Ópera Estatal de Praga (Tereza Catarina Lobato/ Facebook Ópera Estatal de Praga)

No hay comentarios:

Publicar un comentario