viernes, 10 de marzo de 2017

Gheorghiu cancela en Buenos Aires acusando al Colón de incumplimiento de contrato

Angela Gheorghiu en la 'Adriana Lecouvreur' del Royal Opera House (Facebook Ángela Gheorghiu)
La soprano rumana Ángela Gheorghiu ha cancelado su actuación en la 'Adriana Lecouvreur' que abre la temporada lírica del Teatro Colón de Buenos Aires el próximo martes 14 de marzo y se ha despedido del público bonaerense con un duro comunicado en su muro de Facebook en el que acusa al coliseo argentino de falta de profesionalidad, descortesía e incumplimiento de los términos del contrato, entre otras cosas. El teatro ha contestado con una nota institucional en la que se informa de la sustitución de Gheorghiu "por razones de carácter exclusivamente artístico" por las argentinas Virginia Tola en las funciones de abono y Sabrina Cirera en las dos últimas representaciones.

Frente a las denuncias realizadas por la soprano en su 'post' contra el teatro al que acusa de inclumplimiento de los acuerdos pre-contractuales, de las condiciones del contrato y de negarse a recibirla, fuentes cercanas al coliseo han declarado a la prensa bonaerense que la cantante llegó a Buenos Aires más tarde de lo previsto sin justificación, que pidió ser cambiada de hotel porque no le gustaba el asignado, algo que se le concedió, y que no asistió a ningún ensayo ni a pruebas de vestuario ni de sonido.

Aseguran que el modo de contratación fue el mismo que se acostumbra en todo el mundo, que se aceptaron la mayoría de las exigencias de la soprano, entre ellas, la de no transmitir sus actuaciones ni por streaming ni por televisión y que la única que se rechazó fue la de pagar el elevado caché por adelantado. Por otra parte se destaca el hecho de que el director de programación y producción artística del Colón, Enrique Arturo Diemecke, intentó reunirse tres veces con Gheorghiu "para limar asperezas", sin lograr que ella lo recibiera.





COMUNICADO DE ÁNGELA GHEORGHIU EN SU MURO DE FACEBOOK (y su traducción):

"I am deeply upset and disappointed about the lack of professionalism and discourtesy I have encountered in the last days in Buenos Aires, while I was very much looking forward to perform Adriana Lecouvreur at Teatro Colón. Due to pre-contractual breaches and the failure of Teatro Colon to fulfil my contractual terms, which are unquestionably respected wherever I sing, in opera houses and concert halls all over the world, I find myself in the impossibility to perform for the Argentinian audiences, which I love and highly adore.

I travelled to Buenos Aires, an extremely long journey, with this uncertainty, hoping that everything will get sorted out as soon as I am in Argentina.. It has been already a week since I am here and nothing has improved. I could not even attend any rehearsal without any valid contract signed, of course. I only experienced more disappointment, unprofessional behaviour and disrespect. I even tried to have a conversation with the General Director of the Teatro Colon, Maria Victoria Alcaraz, but, surprisingly, I was refused one. It is a very embarrassing and unpleasant situation for me.

I interdict the Teatro Colon to sell tickets under my name and to use my name or my image in any of their promotional materials, it is illegitimate and unfair for the people who pay and who are not responsible for this unfortunate circumstances. I was extremely eager to reencounter with the wonderful, warm public in Buenos Aires, which I cherish a lot, and I can only hope that I will return some other time, under honourable conditions and under the righteous respect and admiration.
Angela Gheorghiu"

(Estoy profundamente disgustada y decepcionada por la falta de profesionalidad y por la descortesía que he encontrado en los últimos días en Buenos Aires, mientras que estaba expectante por representar 'Adriana Lecouvreur' al Teatro Colón. Debido a las violaciones pre-contractuales y al incumplimiento por parte del Teatro Colon de mis condiciones contractuales, que son sin duda respetadas dondequiera que yo canto, en los teatros de ópera y en las salas de conciertos de todo el mundo, me encuentro en la imposibilidad de cantar para el público argentino, al cual respeto y adoro.

Viajé a Buenos Aires, un viaje extremadamente largo, con esta incertidumbre, esperando que todo se arreglase tan pronto como estuviera en Argentina. Hace ya una semana que estoy aquí y nada ha mejorado. Ni siquiera podía asistir a ningún ensayo sin ningún contrato válido firmado. Sólo he experimentado una gran decepción por este comportamiento poco profesional y la falta de respeto. Incluso traté de tener una reunión con la directora general del Teatro Colon, María Victoria Alcaraz, pero, sorprendentemente, me fue negada. Es una situación muy embarazosa y desagradable para mí.

He prohibido al Teatro Colón vender entradas con mi nombre y usar mi nombre o mi imagen en cualquiera de sus materiales promocionales, es ilegítimo e injusto para las personas que pagan y que no son responsables de esta desafortunada situación. Estaba muy ansiosa por el reencuentro con el maravilloso y cálido público de Buenos Aires, que aprecio mucho, y sólo puedo esperar regresar en otro momento, bajo condiciones honorables, y con el respeto y la admiración de los justos.
Angela Gheorghiu)

No hay comentarios:

Publicar un comentario