martes, 14 de marzo de 2017

El Conservatorio de Albacete da el nombre del tenor José ferrero a su Auditorio

José Ferrero (Facebook del tenor)
El Conservatorio Profesional de música 'Tomás de Torrejón y Velasco' de Albacete ha celebrado el pasado 7 de marzo un acto de homenaje al tenor albacetaño José Ferrero con motivo del primer aniversario de su fallecimiento. En el evento, en el que participó su pareja, la mezzosoprano Luisa Maesso, la familia del cantante y personalidades del mundo de la cultura y de la educación de la ciudad castellano-manchega se puso su nombre a la sala de conciertos del centro que pasa a denominarse 'Auditorio José Ferrero' en "reconocimiento a la brillante trayectoria profesional del cantante manchego tristemente malogrado", como se explica en la web del conservatorio.

La propuesta había sido aprobada por el Consejo escolar del centro el 1 de julio de 2016 con el apoyo unánime del claustro de profesores. Durante el acto, amigos y compañeros de profesión hablaron de su relación con Ferrero y se proyectaron vídeos de sus actuaciones realizando un recorrido por su carrera profesional. El tenor falleció en su domicilio de Chinchilla el viernes 4 de marzo de 2016 a los 42 años a causa de un infarto.



José Ferrero (Albacete, 1972-Chinchilla de Montearagón, 4 de marzo de 2016) se formó en el Conservatorio Superior de Valencia con Ana Luisa Chova y realizó su debut operístico en 1997 en Düsseldorf (Alemania), con el papel de don José en 'Carmen' de Bizet. En su breve pero intensa carrera afrontó todo tipo de papeles de zarzuela, oratorio y ópera: Edgardo en 'Lucia di Lammermoor', Pinkerton en 'Madama Butterfly', Alfredo en 'La Traviata' de Verdi, Fausto en 'La Damnation de Faust', Tamino en 'La Flauta Mágica' o Sigmund en 'La Valquiria', entre otros muchos, en teatros de toda España, distintos países de Europa y en Japón. Realizó recitales de cámara con Miguel Zanetti, Matilde Salvador, Rubén Fernández Aguirre, Aurelio Viribay o Jaume Torrent, entre otros.

Su interés por la música antigua le llevó a fundar y dirigir la Capilla Antigua de Chinchilla, centrada en recuperar e interpretar repertorio poco conocido en ese ámbito. Con este grupo grabó varios discos. Las últimas actuaciones del tenor fueron una serie de recitales de lied acompañado de piano en distintos lugares de la geografía española. Recibió entre otros galardones el de cantante revelación en los Premios del Teatro Campoamor de 2012 por su interpretación de Sigmund en 'La Valquiria', el Premio Ópera Actual y el de la crítica como el Cantante revelación de la Temporada 2010-2011 del Teatro del Liceo de Barcelona, en los premios organizados por Amics del Liceu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario