jueves, 5 de enero de 2017

Un musical de Maradona en el San Carlo divide a los napolitanos

Teatro San Carlo (Facebook/Teatro San Carlo)
La presentación del musical 'Tre volte 10' (Tres veces 10) sobre el futbolista argentino Diego Armando Maradona el próximo 16 de enero en el histórico Teatro San Carlo de Nápoles ha sembrado la polémica en la ciudad italiana y en los medios de comunicación del país alpino. La controversia omite el hecho de que el coliseo napolitano ya acogió en 2010 el estreno de otra obra, también polémica, con el mismo protagonista: 'El Diego, concierto número 10, música de autor para Maradona y orquesta', con la intervención de un coro, cuyo autor, el director y compositor teatral Roberto de Simone (Napoli, 25 agosto 1933), es uno de los mayores detractores del evento del próximo 16.

El diario 'La Repubblica', que titula 'El mito divide la ciudad', ha realizado un sondeo entre sus lectores que por el momento ofrece una victoria mínima, con el 51% de los votos, de los contrarios al uso del coliseo napolitano para el evento frente al 47% de los que se muestran favorables y el 2% de los que no se pronuncian sobre la cuestión. Los críticos reprochan al teatro abrir las puertas a un espectáculo cercano al 'entretenimiento basura' y subir exageradamente sus precios para el evento: el precio de las entradas oscila entre los 66 y los 330 euros.

El teatro ha recibido gracias al evento 60.000 euros de inversiones privadas y obtendrá de la recaudación en taquilla una cantidad que se calcula entre 100.000 y 150.000 euros. El título del espectáculo 'Tres veces 10', escrito y dirigido por Alessandro Siani hace alusión a los treinta años transcurridos desde la consecución del primer campeonato del Nápoles (temporada 1986-1987) con Maradona y al número de la camiseta del astro argentino.

Entre las declaraciones que recoge 'La Repubblica', el alcalde de la ciudad, Luigi de Magistris, defiende la iniciativa: "No veo nada malo, Maradona fue un gran deportista y pertenece a la historia de esta ciudad. Estoy a favor de un teatro popular, así que Maradona va estupendamente. No hay nada de lo que escandalizarse... Él no va a ponerse a cantar. Yo voy a estar en primera fila y estaré encantado de darle la mano ".

De Simone, que pide incluso que la gente se movilice contra el espectáculo, dice: "El San Carlo es un teatro internacional, tiene una historia muy rica, ha sido sede de los más grandes cantantes  y los mejores directores. En él sólo cabe la música, la ópera, el ballet. No es un lugar para el fútbol, ​​los usos que se le quieren dar son altamente inadecuados. En Londres o París sería inconcebible". El filósofo Roberto Esposito, que se confiesa fan de Maradona, opina que el teatro es uno de los lugares simbólicos de la ciudad, en el que "un fuerte evento emocional" puede ofrecer riesgos para su conservación.

El ensayista y crítico musical Francesco Canessa escribe en el mismo periódico un artículo en el que se pregunta qué hacen en el San Carlo Maradona, el compositor y el rapero que les va a acompañar en el espectáculo. Canessa dice que en el templo del belcanto "hoy en día nueve Musas no bastan porque hay un arte más, 'el juego de la patada' y el padre Zeus ha llenado la laguna añadiéndoles a las nueve hermanas un hermano macho, Diego Armando Maradona. Éste, entre un concierto dedicado a Dvorack y a Brahms y antes de Rigoletto, comparecerá sobre el escenario del San Carlo con un balón para interpretar su propia historia, junto a un actor cómico, Alessandro Siani y el cantante Clemente Maccaro, de nombre artístico Clementino, un 'rapper` lugareño autor e intérprete del bestseller 'Napolimanicomio' que convierten al coliseo en un mero contenedor de acontecimientos".

El estudioso considera que las aportaciones del Estado al teatro deberían garantizar que éste no pueda emplearse para fines ajenos a la cultura y resalta que no existen teatros en el mundo con la misma historia e importancia arquitectónica que permitan tales 'extravagancias': "el Teatro Real de Madrid no ha acogido todavía sobre su escenario a Cristiano Ronaldo, ni el Liceu de Barcelona a Leo Messi, tampoco el Covent Garden se ha planteado preparar una velada de honor para David Beckham”. Canessa continúa señalando lo inimaginable de que algo así pudiese ocurrir en la Scala de Milán y resalta que la única diferencia entre ambos teatros está en quien los sustenta, "en el orgullo cívico de los milaneses y los napolitanos".


Maradona se presentó en el Nápoles el 5 de julio de 1984, ante un estadio San Paolo repleto. Su debut se produjo el 16 de septiembre de 1984 contra el Verona, con una derrota por 3 a 1. El equipo no encontraba el rumbo, en la primera rueda del torneo sólo consiguió 9 puntos. Sin embargo, en la segunda ronda el equipo se recuperó y consiguió 24 puntos más en la liga ganada por el Verona. Maradona, con 14 goles, consiguió el tercer puesto en la tabla de goleadores, En la temporada 1985/1986 el Nápoles consiguió -con 11 goles de Maradona- la tercera posición en la liga, logrando un lugar en la Copa de la UEFA. En la siguiente temporada consiguieron el primer scudetto de la institución, y además ganaron la Copa de Italia. El argentino había convertido 10 goles en la Liga y 7 en la Copa, que el Nápoles había conseguido tras ganar los 13 partidos disputados.

El jugador renovó su contrato con el Nápoles hasta 1993, con un sueldo de 5 millones de dólares anuales. Durante esa temporada nacieron dos de sus hijos: Diego (fruto de una relación extramatrimonial y reconocido por Maradona 29 años después), el 20 de septiembre de 1986, y Dalma, el 2 de abril de 1987. En la cuarta temporada, 1987/1988, el equipo finalizó en segunda posición, a tres puntos del primero. La temporada 1990/1991 comenzó con un éxito al ganar en el mes de diciembre la Supercopa de Italia, pero el futbolista daría positivo por cocaína en un control antidopaje por primera vez en su carrera. La Federación italiana le impuso una sanción que lo apartaría del terreno de juego durante quince meses, pasados los cuales y a pesar de los deseos del Nápoles de que se reincorporase a su plantilla, se trasladó al Sevilla FC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario