jueves, 26 de enero de 2017

Juan Jesús Rodríguez, Celso Albelo y Jessica Pratt protagonizan 'Rigoletto' en Oviedo

'Rigoletto' (Ópera de Oviedo)
El barítono onubense Juan Jesús Rodríguez y el ubedense Damián del Castillo alternándose en el papel que da título a la obra, el tenor tinerfeño Celso Albelo y el valenciano Vicent Romero en el del duque de Mantua y la soprano australiana Jessica Pratt y la española Critina Toledo turnándose en el de Gilda protagonizan la ópera 'Rigoletto' que se representará en el Teatro Campoamor de Oviedo desde este jueves 26 de enero. La obra de Verdi contará con un total de cinco funciones (se podrá ver además los días 29 de enero y 1, 3 y 4 de febrero) en una producción de la Ópera de Saint-Étienne (Francia).


El reparto se completa con el bajo madrileño Felipe Bou (Sparafucile), la mezzosoprano italiana Alessandra Volpe (Maddalena), la mezzosoprano belga Pauline de Lannoy (Giovanna/La Condesa), el bajo-barítono chileno Ricardo Seguel (el conde de Monterone), el barítono bilbaíno José Manuel Díaz (Marullo), el tenor cordobés Pablo García López (Borsa), el barítono valenciano Javier Galán (el conde de Ceprano/Ujier) y la soprano portuguesa Lara Rainho (paje de la duquesa). Estarán acompañados por el Coro de la Ópera de Oviedo y por la Orquesta Oviedo Filarmonía bajo la batuta de Marzio Conti. La dirección de escena y vestuario están a cargo de Guy Joosten.



El 4 de febrero, a las 20.00 horas los ovetenses podrán ver en directo gratuitamente la retransmisión de 'Rigoletto' en cinco centros sociales de la ciudad: el Centro Social Javier Blanco de Ciudad Naranco (calle Fernández de Oviedo, 23), el Instituto de La Corredoría (Francisco Pintado Fe), el Instituto de La Ería (La Regenta, 4), el Teatro Casino de Trubia (Plaza General Ordóñez, 0) y el Teatro Pumarín (Emilio Alarcos Llorach, 5).



'Rigoletto', con libreto en italiano de Francesco Maria Piave, está basada en la obra teatral 'Le Roi s'amuse', de Víctor Hugo. La obra de Hugo representaba a un rey (Francisco I de Francia) como un seductor cínico e inmoral, algo que resultaba inaceptable en la Europa de la Restauración. La ópera fue censurada por las autoridades austriacas tres meses antes de su estreno, que finalmente pudo realizarse gracias a la labor diplomática de los administradores del teatro y a los cambios realizados en el libreto.

La acción de la Corte de Francia se trasladó a un ducado italiano y se cambiaron los nombres de los protagonistas de la obra de Víctor Hugo. El jorobado pasó a ser llamado Rigoletto (del francés rigolo = divertido) y a dar nombre a la obra que por fin se estrenó el 11 de marzo de 1851 en el teatro La Fenice de Venecia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario