viernes, 2 de diciembre de 2016

La Escuela de Canto ofrece 'El retablo de maese Pedro' con marionetas

Las marionetas de Irene (Facebook de la compañía)
La Escuela Superior de Canto de Madrid ofrece este viernes 2 de noviembre dos pases de 'El retablo de Maese Pedro' de Falla interpretado por dos repartos de solistas del centro y por la Orquesta Clásica de Solistas del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid dirigidos por José Gómez y acompañados de 'Las marionetas de Irene'. En ambas funciones, que tendrán lugar en el teatro del centro, la entrada será libre hasta completar aforo.

El primer pase, que comenzará a las 19.30 horas, estará protagonizado por María Alonso Ayala (Trujamán), Íñigo Martín Alfonso (don Quijote) y César Gutiérrez Figueiras (maese Pedro). El segundo, a las 20.30 horas, contará con Patricia Castro (Trujamán), Vicente Martínez (don Quijote) y David Aguirregomezcorta (maese Pedro).

'El retablo de Maese Pedro' es una obra musical para títeres de Manuel de Falla, cuyo libreto se inspira en los capítulos XXV y XXVI de la segunda parte de 'Don Quijote de la Mancha' de Miguel de Cervantes. El argumento muestra como don Quijote contempla la obra que se representa en el retablo del titiritero Maese Pedro en la que se cuenta la historia de Melisendra, esposa de don Gaiferos, a quien tiene cautiva el rey Moro Marsilio; cuando el marido de la dama la libera, ambos son perseguidos por los moros. Llegado este momento, don Quijote destruye el teatro y a los muñecos, con el fin, según él, de salvar a los fugitivos, acto que es presenciado con gran asombro y desesperación por parte de Maese Pedro y los espectadores.

La obra, escrita para tres cantantes y marionetas, fue compuesta para ser interpretada en los conciertos y representaciones privadas que ofrecía en París la Princesa de Polignac. A ella y a Miguel de Cervantes se la dedicó Manuel de Falla. Se estrenó en Sevilla en versión de concierto en marzo de 1923 y el 25 de junio de 1923 en forma escénica en el palacio de la princesa de Polignac en París. El 21 de agosto de 1926 se llevó a Buenos Aires, en versión de concierto. En las temporadas de 1931, 1932 y 1939 se representaría en el Teatro Colón de Buenos Aires dirigida por el propio autor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario