viernes, 23 de diciembre de 2016

Dijon lanza una campaña de micromecenazgo para financiar el vestuario de 'La flauta'

Diseños del vestuario de 'La flauta mágica' (Commeon)
La Ópera de Dijon (Francia) ha lanzado una campaña de micromecenazgo ('crowdfunding') a través de la plataforma Commeon para financiar el vestuario de siete de los personajes de 'La flauta mágica' que ha programado para el viernes 17, el domingo 19, el martes 21, el jueves 23 y el sábado 25 de marzo de 2017. Con el hashtag #Habilleznoschanteurs (Vestid a nuestros cantantes), la campaña pretende hacer frente a la reducción de las subvenciones oficiales en los dos últimos años.

El presupuesto total de la realización de los trajes de la ópera asciende a 55.000 euros. La campaña pretende reunir 10.000 para la compra de materias primas complementarias y para pagar las horas de trabajo de dos modistas, de una artista plástica y de un accesorista que trabajarán en la creación y en la realización de las máscaras y los trajes de las siete criaturas. Hasta el momento, a falta de 40 días para la finalización de la campaña, se han recaudado 2.185 euros, el 22% del total.

Los 'donantes' obtendrán a cambio de su aportación, además de las deducciones fiscales correspondientes, su nombre mencionado en los programas y en la web de la Ópera de Dijon y una bolsa de tela especialmente diseñada para esta campaña. A partir de 125 euros, una visita a los talleres de decorados y vestuario; a partir de 200 euros, un encuentro con el equipo artístico y el programa dedicado por ellos; desde 500 euros, una invitación al ensayo general con una copa en el entreacto y desde 1.000 euros, 45 minutos de recorrido con los regidores para descubrir la parte de atrás del escenario.

'La flauta mágica' se representará por primera vez en Dijon íntegramente en alemán bajo la dirección de David Lescot que, como se explica en la presentación de la campaña de micromecenazgo, sitúa la acción en un mundo post-apocalíptico, resultado de una catástrofe climática. Sobre la tierra árida y quemada, no hay animales que puedan acudir al sonido de la flauta mágica, los personajes son mitad animales, mitad humanos. La figurinista, Mariane Delayre ha creado un vestuario realizado con materiales reciclados, restos de esta sociedad de consumo recogidos en la calle: bolsas de plástico, botellas de agua, neumáticos, tejidos usados y cartones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario