jueves, 17 de noviembre de 2016

Una posible retirada de la subvención municipal a los Campoamor desata la polémica en Oviedo


El Patronato de los Premios Teatro Campoamor se reunirá el próximo lunes 21 de noviembre a las 13.30 horas para decidir el futuro de los galardones que se vienen concediendo por el Ayuntamiento de Oviedo desde el año 2005 por inciciativa del propio concejo ovetense, según ha comunicado a Diario Lírico el concejal de Cultura y vicepresidente primero del patronato, Roberto Sánchez Ramos, "Rivi" (IU). El anuncio en prensa de la posible retirada de la aportación económica del Ayuntamiento a los premios ha suscitado una gran polémica en Oviedo con dos corrientes enfrentadas a favor y en contra.

Los partidarios de la medida, encabezados por la plataforma 'SOS cultura' reclaman que se inviertan los 260.000 euros destinados a la gala lírica en un nuevo modelo cultural que dé cabida a las artes plásticas, el cine, el teatro y otros géneros musicales: "El teatro lírico es una parte importante de nuestra cultura, pero no puede ser la única", afirman, mientras recuerdan que el dinero destinado a la gala es casi tres veces el presupuesto de exposiciones y mucho más de lo dedicado a teatro y cine. El propio Sánchez Ramos argumentó en su día la decisión en la necesidad de salvar y potenciar la programación de zarzuela y otras actividades culturales que duren todo el año frente a una gala de un día.

Los defensores de la continuidad de los galardones han creado una campaña en la plataforma Change.org, lanzada por el estudiante universitario aficionado a la lírica, Javier Labrada, en la que se acusa a la corporación ovetense de 'prejuicios infundados y rancios', se denuncia "el poco interés que reiteradamente viene demostrando la clase política por la cultura" y se afirma que los premios habían logrado en sus diez años de existencia "consolidarse como una referencia en su género", subrayando "la capacidad del evento para repercutir positivamente en la economía local".

Los galardones, sostenidos en sus inicios por la iniciativa privada, fueron perdiendo progresivamente patrocinadores hasta quedar prácticamente supeditados a la subvención del Ayuntamiento. Los premios distinguen anualmente a directores musicales y de escena, cantantes, personas o instituciones que hayan contribuido de forma significativa al mundo de la ópera y la zarzuela. Cada premiado recibió en la última edición 10.000 euros (cantidad que permanecía inalterable desde 2011, año en que se bajó de los 12.000 iniciales) y una estatuilla en bronce de La Gitana de París de Sebastián Miranda, pero en la convocatoria de este año se había reducido la cantidad a percibir a 6.000 euros. Algunos premios, como los de mejor producción de ópera o zarzuela o el Premio Especial del Jurado carecen de dotación económica.

Sin embargo, independientemente de la cuantía de los galardones, el desglose de los gastos de la última edición de los premios (cuya copia se reproduce a continuación), revela partidas no explicadas y dispendios excesivos, entre los que destacan los gastos de la gala y de la cena posterior, que se han convertido en el punto más criticado por los partidarios de la eliminación del evento para cuya próxima edición ya hay más de 400 candidaturas y una fecha prevista: el 18 de marzo de 2017.

La desparición de los Campoamor no es un hecho aislado, como se recoge en el artículo del semanario Valle de Elda firmado por Elías Bernabé Pérez: en los últimos años ha desaparecido el concurso de canto de Bilbao, de carácter bianual; el Monserrat Caballé que se celebraba en Zaragoza desde 2007 y para cuya supresión la corporación alegó la condición de imputada por delito fiscal de la cantante, su elevado coste y su escasa repercusión social en la ciudad y que fue sustituido por conciertos pedagógicos para jóvenes; el concurso de la Fundación Jacinto e Inocencio Guerrero, el de Elda y el Manuel Ausensi por razones todos ellos de índole económica, y el Concurso Internacional de Zarzuela Ana María Iriarte, debido a la fuerte polémica surgida en la última edición entre varios de los componentes del jurado y su presidenta, la señora Iriarte.












1 comentario: