lunes, 10 de octubre de 2016

La Fura dels Baus protagoniza la inauguración de la Ópera de Taichung

Teatro de Ópera de Taichung (Wikipedia)
La Fura dels Baus ha protagonizado la inauguración del Teatro de Ópera de Taichung (Taiwán), con una producción multipremiada en 2007 de 'El oro del Rin' de Wagner. El montaje inicia el ciclo de 'El anillo de los Nibelungos' que se representará en el nuevo coliseo taiwanés en las próximas temporadas hasta 2019. El montaje ha costado cerca de 15 millones de euros y ha contado con subvenciones del Gobierno valenciano y del Maggio Musicale Fiorentino. El nuevo teatro, obra del arquitecto japonés Toyo Ito, premiado con el Pritzker en 2013, ocupa una superficie de 57.685 metros cuadrados.

Teatro de Taichung (Lucas K Doolan, página del arquitecto)
Diseñado en 2006 y en construcción desde 2009, el teatro se abrió temporalmente en 2014 y volvió a cerrarse para realizar obras adicionales para mejorar la seguridad para los visitantes. El complejo de seis plantas cuenta con tres teatros - uno con una capacidad de 2.011 plazas, otro con 800 y el más pequeño con espacio para una audiencia de unos 200 -, incluye también salas de ensayo y restaurantes. El edificio cuenta con una decoración en forma de relojes de arena en su fachada, con acristalamiento cuadriculado para enmarcar las vistas de la ciudad desde las terrazas. En el interior, huecos cavernosos inspirados ​​en los orificios corporales (orejas, nariz, boca) contienen los huecos de las escaleras, vestíbulos y salas de espectáculos.

Teatro de Taichung (Lucas K Doolan, página del arquitecto)
La superficie del edificio funciona como un ecosistema vivo para el reciclaje de agua de lluvia y el control continuo de la temperatura y la radiación dentro del edificio. En el nivel superior se ubican los restaurantes, una cafetería con terraza y un jardín.

En el montaje de la ópera, que en un principio iba a tener lugar en Japón, posibilidad que se vio frustrada por el maremoto de 2011 que afectó la economía de los patrocinadores, La Fura empleó una pantalla de 18 metros de ancho por 8 de alto con proyecciónes de vídeos e imágenes, efectos especiales y acrobacias. La obra contó con Carlus Padrissa en la dirección escénica y con Zubin Metha en la musical al frente de la Sinfónica Nacional de Taiwán.



No hay comentarios:

Publicar un comentario