jueves, 8 de septiembre de 2016

'Problemas técnicos' y escasez de personal dejan sin ópera a Zaragoza

Teatro Principal de Zaragoza (Facebook / Teatro Principal Zaragoza)
La ciudad de Zaragoza no contará con ninguna función de ópera en la temporada que empieza y su programación lírica se limitará a una gala en homenaje a Pilar Lorengar el 3 de noviembre. supuestamente por las dificultades para emplear el foso de la orquesta del Teatro Principal de la localidad. La noticia no ha sorprendido demasiado en el ambiente musical zaragozano que lleva años luchando sin éxito por conseguir una temporada estable en la ciudad y que ya ha padecido este año la suspensión del Concurso Internacional de Canto Monserrat Caballé.

 Principal de Zaragoza (Facebook / Teatro Principal Zaragoza)
El gerente del Patronato Municipal de las Artes Escénicas y de la Música, Víctor López Carbajales, ha explicado la suspensión de las representaciónes operísticas por la escasez de personal y por la necesidad de desmontar manualmente las dos primeras filas del patio de butacas del coliseo cada vez que se necesita utilizar el foso de la orquesta, algo que ocurre necesariamente en las funciones de ópera. López Carbajales ha declarado que no le parece adecuado "utilizar el foso a costa de la espalda de los trabajadores" y ha anunciado el inicio de estudios para la realización de mejoras en el teatro.

Los grupos de la oposición han criticado duramente la medida y han solicitado al grupo de Gobierno de Zaragoza en Común que rectifique y que realice una mayor apuesta por la ópera para acercarla al público. Han exigido además una explicación sobre el destino de los 120.000 euros que aporta anualmente Industrias Químicas del Ebro, anteriormente dedicados al Concurso Caballé y que, tras su suspensión, el Ayuntamiento había asegurado que se destinarían a la lírica.

El Teatro Principal de Zaragoza se inauguró en su actual emplazamiento en agosto de 1799 y desde entonces ha albergado funciones de teatro, ópera, ballet y zarzuela. Las representaciones líricas de finales del siglo XX y principios del XXI con grandes figuras como Monserrat Caballé y Plácido Domingo dejaron paso en los últimos años a montajes de compañías como Ópera 2001 y Concerlírica. A pesar de ello, la ópera siguió contando con una venta de entradas superior al 90% del aforo, colgando en muchas ocasiones el cartel de 'no hay entradas, lo cual no impidió que el número de obras representadas se redujese de cinco a dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario