jueves, 1 de septiembre de 2016

La soprano Kathleen Battle se convierte en protagonista involuntaria de una estafa

Kathleen Battle (web de la cantante)
El nombre de la soprano estadounidense Kathleen Battle (1948) se encuentra en el centro de una estafa sobre la que la cantante no tenía el menor conocimiento. Con una trama similar a la de la película 'The producers' de Mel Brooks, un exagente teatral, Roland Scahill, ha sido detenido, acusado de estafar 165.000 dólares a siete inversores. El dinero estaría supuestamente destinado a la producción de un musical sobre el conflicto entre Battle y el Metropolitan de Nueva York que estaría protagonizado por la actriz mexicana, ganadora de un Óscar, Lupita Nyong'o (1983).

El anuncio de que Nyong'o preparaba el estreno en Broadway de Eclipsed, una obra sobre una mujer esclavizada en Liberia, alertó a los inversores, que pusieron a la policía tras la pista del productor. Scahill ha sido acusado de posesión criminal de propiedad robada, maquinación para defraudar y robo a gran escala, cargos de los que se ha declarado inocente. El ahora detenido empleó lo recaudado en pagar la deuda de su tarjeta de crédito, el alquiler, comida, copas, entretenimiento y en una cuenta de inversión.

El productor había conseguido el dinero convenciendo a los inversores de que la estrella de cine había firmado el contrato para interpretar a la cantante de ópera Kathleen Battle en una obra de teatro sobre las difíciles relaciones que ésta mantuvo con el Met, que sería filmada y para la cual ya había comprado los derechos y reservado un teatro en Broadway. Cuando los inversores exigieron el reembolso de su dinero, Scahill les envió cheques sin fondos.

Se da la circunstancia de que la soprano estadounidense se encuentra preparando su regreso al Met el 13 de noviembre con un recital en solitario que se producirá después de 22 años de 'exilio' desde que fuera despedida del teatro neoyorquino. El Metropolitan Opera House de Nueva York decidió prescindir de la controvertida cantante en febrero de 1994 y publicó un comunicado en el que se informaba de que su contrato había sido "anulado" debido a "un comportamiento no profesional durante los ensayos de la obra La fille du regiment".

Battle, conocida por su temperamento, era famosa por desobedecer a los directores de orquesta, por ordenar a sus compañeros de reparto y a los miembros del coro que no la mirasen cuando cantaba, por enfrentarse con técnicos, maquilladores o cocineros, por llegar tarde a los ensayos y por cancelar conciertos importantes. Tuvo enfrentamientos con otras figuras (Kiri Te Kanawa y Carol Vaness entre otras). De ella se cuentan múltiples anécdotas, algunas de ellas tan exageradas que son necesariamente apócrifas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario