viernes, 12 de agosto de 2016

La Ópera de Sidney se someterá a obras de renovación durante seis años

Foto: Sidney Opera House (web del teatro)
El emblemático edificio de la Ópera de Sidney en Australia, principal centro de arte y cultura y primera atracción turística del país, se someterá a una amplia renovación que comenzará en mayo de 2017 y se prevé que termine en 2023. La gran sala de conciertos permanecerá cerrada desde mediados de 2019 hasta la temporada de 2021. Las obras del edificio, que tiene 43 años de existencia, se centrarán en mejorar la acústica, los accesos y la eficiencia y flexibilidad del complejo. La inversión será de 202 millones de dólares australianos (aproximadamente 150 millones de euros). La renovación se realizará en varias fases para permitir la continuidad de visitas y conciertos.

El Sidney Opera House, que preside la entrada al puerto de la ciudad, se inauguró el 20 de octubre de 1973. Aunque estaba previsto que su construcción durase cuatro años, las obras se alargaron hasta 14 y los costes se dispararon desde los siete millones presupuestados inicialmente hasta 121, siendo la obra más costosa de este tipo en el país. Diseñado por el arquitecto danés Jørn Utzon, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007. El edificio recibe 8,2 millones de visitantes al año que, en 2013, generaron unos beneficios de 775 millones de dólares australianos para el Gobierno de Nueva Gales del Sur, según Deloitte Access Economics. Es sede de la compañía Ópera Australia, la Compañía de Teatro de Sídney y la Orquesta Sinfónica de Sídney. Está administrada por la Opera House Trust, un organismo público bajo supervisión del Ministerio de Arte de Nueva Gales del Sur.

La renovación será realizada por el arquitecto Peter Bickle y se centrará especialmente en mejorar la acústica de la sala de conciertos, a la que se destinarán tres cuartas partes de los costes del proyecto y que se mantendrá cerrada durante 18 meses desde mediados de 2019. El plan incluye también la reforma de los accesos y de la entrada, y la construcción de espacios adicionales, como un centro creativo de aprendizaje para niños y familias, un espacio para el público bajo las escaleras y un centro de vistas al puente de la bahía de Sydney. Al margen de este plan gubernamental, la ópera financiará otro, dotado con 34 millones de dólares para renovar la segunda sala de conciertos.

La Casa de la Ópera de Sídney contiene cinco teatros que, además de para representaciones y conciertos se emplean también para bodas, fiestas y conferencias, entre otros eventos: el Concert Hall o Sala de Conciertos, con 2.679 asientos, contiene el órgano mecánico más grande del mundo, con alrededor de 10.000 tubos; el Opera Theatre o Teatro de Ópera, con 1.547 localidades, que es el espacio principal de la compañía Ópera de Australia y de la Compañía Australiana de Ballet; el Drama Theatre o Teatro para Drama, con 544 asientos; la Sala de Música, con 398, y el Studio Theatre, con 364. Alberga además cinco estudios de ensayos, dos salas principales, sala de grabaciones, sala de exposiciones, hall de recepción, 42 camerinos, oficinas para la administración, áreas de operaciones para instalaciones eléctricas y de aire acondicionado, cuatro restaurantes, seis bares, vestíbulos, salas de estar, librería, archivos, y numerosas tiendas de recuerdos.

Foto: Órgano de la Gran Sala de la Ópera de Sidney (Facebook del teatro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario