jueves, 17 de marzo de 2016

Written on Skin llega al Real un día después de subir al escenario del Liceu

Foto: Written on Skin en el Liceu (página del teatro)
La ópera Written on Skin (Escrito sobre piel) del compositor británico George Benjamin (Londres, 1960) llega este jueves 17 de marzo al Teatro Real en una única función semiescenificada, después de haber sido interpretada el miércoles 16 en el Liceu de Barcelona en lo que fue su estreno en España. En ambos casos la dirección musical corre a cargo del propio Benjamin. La obra, que fue un encargo al compositor del Festival de Aix en Provence en donde se estrenó en 2012, se basa en una leyenda occitana del siglo XII recogida en el Decameron de Giovanni Boccaccio.



Written on Skin cuenta la historia de un cantor que se enamora de la mujer de un rico noble. Cuando éste lo descubre, ordena asesinarlo y arrancarle el corazón. Lo hace guisar y se lo da a comer a la amante, que al enterarse de lo que ha comido se suicida impidiendo así que su marido la mate. La narración transcurre en dos tiempos, el actual y el medieval. Unos ángeles contemporáneos son los encargados de hacer revivir la leyenda ochos siglos atrás. Basándose en la historia medieval, los autores hacen un alegato contra la tiranía en general y contra la dominación del hombre sobre la mujer y la violencia machista en particular.

Cinco cantantes interpretan a los ocho personajes de la ópera: el barítono Christopher Purves (protector), la soprano Barbara Hannigan (Agnes), el contratenor Tim Mead (primer ángel / chico), la mezzosoprano Victoria Simmonds (segundo ángel / Marie) y el tenor Robert Murray (tercer ángel / John). Compuesta para una orquesta de 60 músicos, la partitura incorpora instrumentos como dos mandolinas, una armónica de cristal y una viola da gamba.



George Benjamin comenzó a escribir música a los nueve años. A los 15 estudió composición en París con Olivier Messiaen, que lo consideraba un alumno excelente, y piano con su mujer, Yvonne Loriod, convirtiéndose en el compositor más joven en estrenar una obra en los Proms de Londres. Años después regresaría a París para trabajar con Pierre Boulez -que también había sido alumno de Messiaen- en el Instituto para la investigación y la coordinación acústico-musical (IRCAM). En la actualidad compagina su labor como compositor y director con la enseñanza en el Royal College of Music de Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario