sábado, 27 de febrero de 2016

Tres títulos de Mozart y tres de Verdi para una temporada del Liceu sin grandes riesgos

Foto: Liceu (Face Viñas)
El Gran Teatre del Liceu ha presentado su temporada 2016/2017 que, con tres títulos de Mozart y tres de Verdi del gran repertorio y una única obra barroca con sólo dos funciones en versión concierto, y tan solo una contemporánea, parece más centrada en lograr completar el aforo del coliseo que en conseguir una programación equilibrada. Dos Massenet, un Wagner, un Donizetti, un Strauss y un Lehar completan la lista de óperas a la que se suman conciertos de Dmitri Hvorostovsky, Sondra Radvanovsky, Gregory Kunde, Simon Keenlyside o Joyce Didonato &Il pomo d'oro, el ciclo de ballet o el de ópera infantil, entre otras actividades.


El número de funciones de la temporada sube a 124 frente a las 114 de la actual, con 14 óperas representadas, dos más que en 2015/2016. El presupuesto para la temporada será de 43,3 millones de euros, uno más que en ésta, a pesar de lo cual, el precio de las localidades disminuirá un 1,2%. La temporada empezará en septiembre con la misma producción con la que acabará la actual, Die Zauberflöte (La flauta mágica) que se representará los días 12, 13, 15, 16 y 17. La inauguración oficial será el 7 de octubre con Macbeth de Verdi que tendrá funciones además los días 8, 10, 11, 13, 14, 16, 19, 20 y 22 del mismo mes. En el doble reparto compartirán protagonismo los barítonos Ludovic Tézier y Luca Salsi en el papel de Macbeth y Martina Serafin y Tatiana Serjan en el de Lady Macbeth.

Noviembre traerá Las bodas de Fígaro en una coproducción del Liceu y la Welsh National Opera de Cardiff, con la dirección escénica de Lluís Pasqual y la musical de Josep Pons. En el mes de diciembre se pondrá en escena Elektra, de Richard Strauss en una coproducción del Liceu con el Metropolitan de Nueva York y La Scala de Milán, entre otros. La dirección de escena es del fallecido Patrice Chéreau y la musical de Josep Pons. Estará protagonizada por Waltraud Meier (Klytämnestra), Evelyn Herlitzius (Elektra), Adrianne Pieczonka (Chrysothemis), Thomas Randle (Aegisth) y Alan Held (Orest).



En el mes de febrero de 2017 se representará, de vuelta al Liceu después de 25 años, Werther de Jules Massenet. La dirección de escena es de Willy Decker y la musical de Alain Altinoglu. El doble reparto se encuentran, entre otros, Piotr Beczala y Josep Bros (Werther), Anna Caterina Antonacci y Nora Gubisch (Charlotte), Étienne Dupuis y Joan Martín-Royo (Albert), y Elena Sancho-Péreg y Sonia de Munck (Sophie). Quartett, de Luca Francesconi se estrena en España en una producción de la Scala de Milán dirigida por Àlex Ollé (La fura dels baus) e interpretada por Robin Adams (vescomte de Valmont) y Allison Cook (marquesa de Merteuil).

Otro estreno en España será el de la ópera barroca Teuzzone de Vivaldi en versión concierto interpretada por la agrupación Le Concert des Nations de Jordi Savall. También en versión concierto y en el mes de marzo, Thaïs de Massenet presentará a Plácido Domingo acompañado de Nino Machaidze, Celso Albelo, Marifé Nogales, María José Suárez y la ganadora del concurso Viñas 2016, Sara Blanch. Marzo y abril traerán al escenario de las Ramblas Rigoletto de Verdi en una coproducción del Liceu con el Teatro Real. Estará protagonizada por los barítonos Carlos Álvarez, Leo Nucci y Ángel Ódena (Rigoletto), los tenores Javier Camarena, que debuta en el papel y Antonino Siragusa (duque de Mantua) y las sopranos Desirée Rancatore y María José Moreno (Gilda).

El holandés errante, en mayo, llevará al Liceu a un reparto de voces habituales de Bayreuth bajo la batuta de la directora ucraniana Oksana Lyniv. Mayo verá también la vuelta de La fille du Regiment y de Javier Camarena que estará acompañado por Sabina Puértolas, Ewa Podleś, la actriz Bibiana Fernández, Simone Alberghini e Isaac Galán. Don Giovanni, en julio, en una coproducción del Gran Teatre del Liceu con la Royal Opera House (Londres), The Israeli Opera (Tel Aviv) y la Houston Grand Opera, volverá a contar con el barítono Carlos Álvarez en su reparto, en un montaje que apuesta por el uso de las nuevas tecnologías.

El Liceu recupera en la segunda mitad de julio una producción propia de Il trovatore, pero con nueva dirección de escena, a cargo de de Joan Anton Rechi, nueva iluminación y nuevo vestuario. El doble reparto está formado por Artur Ruciński y George Petean (conde de Luna), Marco Berti y Yonghoon Lee (Manrico), Kristin Lewis y Tamara Wilson (Leonora), y Marianne Cornetti y Ekaterina Gubanova (Azucena). La temporada se cierra con La viuda alegre en versión concierto interpretada por Angela Denoke, Bo Skovhus, Elena Sancho Péreg y Ben Bliss, ganador del Viñas 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario