viernes, 25 de septiembre de 2015

Una exposición en Cibeles explora la relación entre Falla y Zuloaga

Una exposición en la quinta planta del CentroCentro Cibeles, que se inaugura este viernes 25 de septiembre y que permanecerá abierta hasta el 31 de enero, explora la relación personal y los principales proyectos que desarrollaron en común el compositor Manuel de Falla y el pintor Ignacio Zuloaga, así como la influencia que ejercieron entre sí.

La muestra 'Ignacio Zuloaga y Manuel de Falla: historia de una amistad', de acceso gratuito, exhibe más de cien piezas de documentación epistolar, pictórica, fotográfica, periodística, dibujos, partituras y una treintena de obras originales de Zuloaga.

En la exposición se realiza un recorrido cronológico (1913-1939) por el trabajo conjunto de ambos creadores, contextualizado en su época histórica. El itinerario se inicia con la carta en la que el compositor solicita ayuda y consejos al pintor para la puesta en escena de La vida breve. Tras este primer contacto y, durante las siguientes dos décadas, ambos mantienen una relación epistolar y se reúnen en París, Madrid y Granada entre otras ciudades.

Juntos trabajan en un proyecto que tarda 15 años en formalizarse: el estreno en 1928 de El retablo de maese Pedro, en la Ópera Cómica de París. Para la puesta en escena Zuloaga realizó los diseños de los decorados, figurines y marionetas. En la exposición se podrán ver dibujos, bocetos a color de la escenografía, y cuatro cabezudos y siete marionetas de cruceta alemana originales que Zuloaga realizó en colaboración con Maxime Dethomas. Además, se mostrará correspondencia del pintor que refleja el viaje quijotesco que realizó a lo largo de 1927 para inspirarse, así como el manuscrito de la obra.

Colaboran además en otros proyectos: la inauguración del plan de Zuloaga de las escuelas de Fuendetodos en la casa natal de Goya, en 1917; el trabajo conjunto en la obra escénica sobre la novela de Enrique Larreta La gloria de don Ramiro (1919-1921); el Concurso de Cante Jondo de Granada, organizado por Falla, Federico García Lorca y Fernando Vilchez en 1922; la exposición de Zuloaga ese mismo año en el Museo de Meersmans de Granada; la inauguración del Museo de San Telmo. El recorrido finaliza con la carta de despedida que en 1939 Falla envía a Zuloaga antes de su viaje a Argentina, donde muere en 1946, un año después que el pintor.

Entre las piezas que se muestran destacan una treintena de obras del pintor, entre las que se encuentran el Retrato de Manuel de Falla, el de Ortega y Gasset, el Desnudo del clavel, Lolita o El cardenal, entre otras, junto a obras de Pablo Picasso, Manuel Ángeles Ortiz, Hermenegildo Lanz y Eugenio Lucas Velázquez.La muestra, comisariada por José Vallejo y Pablo Melendo, está organizada por CentroCentro Cibeles, el Museo Ignacio Zuloaga-Castillo de Pedraza y el Archivo Manuel de Falla, con la colaboración de Acción Cultural Española (AC/E) y Fundación Banco Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario