viernes, 31 de julio de 2015

Riccardo Muti celebra su 74 cumpleaños dirigiendo Falstaff en el Campoamor


El director italiano Riccardo Muti se encuentra en Oviedo desde el día de su 74 cumpleaños, el pasado 28 de julio, para dirigir en el Teatro Campoamor dos funciones de la ópera Falstaff de Verdi. Muti, que fue recibido a su llegada al Hotel Reconquista por la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo interpretando Cumpleaños feliz, regresa a la capital asturiana en la que en 2011 recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes y a la que viajó por primera vez en abril de 1999 para participar en el ciclo inaugural del Auditorio Príncipe Felipe. La Asociación de Directores de Orquesta de España ha solicitado acudir a Oviedo para tener, en los días de las funciones, un encuentro con el maestro italiano para rendirle homenaje.

El director se pondrá al frente de la Orquesta Luigi Cherubini y del Coro del teatro Municipale de Piacenza para presentar una producción procedente del Festival de Rávena donde se estrenó con gran éxito este mes de julio. Las funciones, que tendrán lugar este viernes 31 de julio y el sábado 1 de agosto a las 20.00 horas, estarán protagonizadas por Kiril Manolov, Federico Longhi, Matthias Stier, Graziano Dallavalle, Eleonoara Buratto, Damiana Mizzi, Isabel de Paoli y Anna Malavasi. La dirección de escena está a cargo de Cristina Mazzavillani, esposa del director. La ópera está ambientada en los lugares en los que transcurrió la vida de Verdi: su casa natal de Roncole, el teatro de Busseto y su villa de Santa Ágata. El precio de las entradas es de 59,5; 76,5 y 84,5 euros.

El coste de ambas funciones, 510.000 euros, fue aprobado por el anterior alcalde de la ciudad, Agustín Iglesias Caunedo (PP) en el último día hábil antes de las últimas elecciones municipales, decisión que fue muy criticada por los partidos de la oposición, hoy en el poder, que subrayaban el hecho de que el gasto superase al presupuesto de toda la temporada de ópera de Oviedo, fijado en 400.000 euros.

Falstaff se estrenó el nueve de febrero de 1893 en la Scala de Milán con libreto en italiano de Arrigo Boito, basado libremente en Las alegres comadres de Windsor de Shakespeare. Fue la última ópera compuesta por Verdi, cuando el músico contaba casi 80 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario