jueves, 11 de junio de 2015

Carmen Aparicio y Santos Ariño vuelven a representar la zarzuela en la que se conocieron

Foto: Santos Ariño y Carmen Aparicio (cortesía de los cantantes)
El 16 de diciembre de 1991, una joven soprano madrileña, Carmen Aparicio entraba con retraso, por un error en la convocatoria que le había dado su agente, al primer ensayo de la zarzuela El caserío que iba a debutar en el Teatro Arriaga de Bilbao. Un barítono cantaba de espaldas a ella la célebre romanza Sasibil: "en aquel momento estaba dando una nota infernal, me fijé en que tenía muchas canas y recuerdo que pensé, ¡pues para la edad que tiene, hay que ver cómo canta! Y entonces se dio la vuelta y resultó que no era mayor en absoluto", relata divertida la cantante.

Aquel barítono, cuya voz primero y cuya mirada después la impresionaron, era el vasco nacido en Caracas (que por algo los vascos nacen "donde les da la gana", como todo el mundo sabe), Santos Ariño que, 24 años después, dos hijos (una Maite vasca y un Gabriel que lleva el nombre del padre de la soprano) y una casa que ya no tienen que se llamó Sasibil, es su marido, su maestro y su compañero de vida y de escenarios. Para acabar de cerrar el círculo, este jueves 11 de junio, ambos vuelven a subirse a un escenario para, por primera vez desde aquel Caserío del Arriaga - aunque han interpretado la obra en otras ocasiones con distintos cantantes no han vuelto a representarla juntos nunca - ser de nuevo el tío Santi y Ana Mari.

Las funciones tendrán lugar en el Teatro Juan Bravo de Segovia los días 11, 12, 13 y 14 de junio. Las representaciones comenzarán a las 19.30 horas y el precio de las entradas es de 10, 14 y 18 euros. La obra estará interpretada, además de por Ariño y Aparicio, por el tenor Gonzalo Terán y por el Cuadro Lírico Julián Gayarre un grupo amateur segoviano "de extraordinaria calidad", afirma Aparicio. Estarán acompañados por una orquesta de profesionales reunidos para la ocasión y por el grupo de danzas La Esteva.

El Caserío, con música del compositor vasco Jesús Guridi y libreto de Federico Romero y Guillermo Fernández-Shaw, se estrenó en el Teatro de la Zarzuela de Madrid el 11 de noviembre de 1926. Basada en el folclore vasco, incluye numerosas expresiones y giros en euskera. La trama muestra la vida en Arigorri, una aldea imaginaria situada en Vizcaya. La obra narra la historia de Santi, un indiano soltero, que vive en su caserío con sus dos sobrinos, Ana Mari y José Miguel, un joven pelotari, que sólo piensa en divertirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario