jueves, 30 de abril de 2015

El Palau cierra la temporada con un Nabucco plurinacional


El Palau de Les Arts de Valencia cierra su temporada con la representación de la ópera Nabucco de Verdi a partir de este jueves 30 de abril en una producción de la Bayerische Staatsoper de Múnich, dirigida escénicamente por el francés de origen griego Yannis Kokkos que firma también el vestuario y la escenografía y con un reparto compuesto por un griego, dos italianos, un ruso, una armenia y un estadounidense, entre otros. La obra se repetirá los días 2, 5, 7, 10, 12 y 14 de mayo, en funciones que comenzarán a las 20.00 horas de martes a sábado y a las 19.00 los domingos y festivos. El precio de las entradas oscila entre los 15 y los 135 euros.

La obra está protagonizada por los barítonos Dimitri Platanias y Leo Nucci alternándose en el papel de Nabucodonosor y la soprano Anna Pirozzi como Abigail. El reparto se completa con el bajo ruso Serguéi Artamonov (Zaccaria), el tenor estadounidense Brian Jadge (Ismaele), la mezzosoprano armenia Varduhi Abrahamyan (Fenena) y por tres cantantes del Centre de Perfeccionamiento Plácido Domingo: el tenor David Fruci (Abdallo), la soprano Hyekyung Choi (Anna) y el bajo Shi Zong (sumo sacerdote de Baal), además del Coro de la Generalitat. La dirección musical está a cargo de Nicola Luisotti, titular de la Ópera de San Francisco, que repite en el Palau tras haber dirigido Mefistófeles, de Arrigo Boito, en 2011.

Nabucco es una ópera en cuatro actos con libreto en italiano de Temistocle Solera, inspirado en textos bíblicos y en la obra homónima de Francis Cornue y Anicète Bourgeois. Se estrenó en 1842 en la Scala de Milán. El rechazo del pueblo italiano a la ocupación austríaca convirtió a la obra, especialmente al coro 'Va pensiero' en el que los esclavos judíos lamentan la pérdida de su patria, en un símbolo del nacionalismo italiano. La acción transcurre en Jerusalén y Babilonia y está basada en la historia bíblica del rey de Babilonia, Nabucodonosor, que se proclama dios tras conquistar al pueblo judío, algo que le acarreará la locura y la pérdida del trono como castigo divino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario